Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcoy mejora de forma puntual la estabilidad del polígono Santiago Payá a la espera de una actuación mayor

Dos ayudas del Ivace permiten realizar un muro perimetral y acondicionar una rotonda en esta zona industrial, muy afectada por corrimientos de tierras la pasada primavera - El PP afea al equipo de gobierno la falta de suelo fabril y exige buscar nuevos desarrollos

Muro de protección construido en el polígono Santiago Payá de Alcoy. LUCIO ABAD

El Ayuntamiento de Alcoy ha acometido dos mejoras puntuales en el polígono industrial Santiago Payá, a la espera de la intervención de gran envergadura que requiere la zona y que se espera poder llevar a cabo a medio plazo. En concreto, se ha construido un muro perimetral a lo largo de la calle Filà Benimerins, además de acondicionarse la rotonda existente en la intersección entre esta calle y las de Filà Asturians y Filà Gusmans. Los dos proyectos se han incluido en las ayudas para la renovación de áreas fabriles del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), que ha sufragado casi la totalidad de las obras, según explican fuentes municipales.

El muro realizado a lo largo de la calle Filà Benimerins tiene una longitud de 270 metros y su función principal es la de proteger a los peatones que circulen por la acera, ya que así evita el riesgo de que puedan precipitarse por el desnivel existente entre el vial y la ladera del cauce del río Riquer. Además, por su ubicación contribuye a la consolidación del terreno, en un entorno que en meses pasados sufrió varios episodios de deslizamientos. Y al mismo tiempo, impide que la maleza pueda invadir el espacio para los viandantes. Tan solo en un tramo de 35 metros, en lugar del muro de piedra se ha habilitado una barandilla metálica. Esta obra ha tenido un presupuesto de 47.000 euros, de los cuales el Ivace ha aportado un 98,61%.

El acondicionamiento de la mencionada rotonda entre la calle Filà Benimerins y la de Filà Asturians ha recibido la misma proporción de ayuda pública, de manera que de los 26.080,92 euros que ha costado el Ayuntamiento ha tenido que costear únicamente 362,52, añaden las mismas fuentes. En este caso se ha podado el arbolado existente en la glorieta y se ha colocado un bordillo perimetral, además de balizas para delimitar el espacio. Tanto este proyecto como el del muro han sido redactados por personal técnico del Ayuntamiento.

El concejal de Industria, Jordi Segura, se felicita de que las ayudas del Ivace hayan permitido realizar una inversión de más de 7 millones de euros en seis años en los polígonos de Alcoy, "actuaciones consensuadas con todos los agentes industriales de la ciudad". No obstante, en el caso del Santiago Payá, cabe recordar que la zona sigue pendiente de una actuación de mayor complejidad como construir un acceso definitivo, alternativo al puente inutilizado desde hace una década por los corrimientos de tierras. Y, al mismo tiempo, realizar una mayor consolidación del terreno, para evitar futuros problemas. El gobierno municipal, como ha publicado este periódico, tiene en mente esta intervención a medio plazo, aunque sin fecha por ahora.

Asimismo, algunos grupos de la oposición, especialmente al PP, afean al PSOE la falta de nuevo suelo industrial. La concejal popular Lirios García ha criticado esta semana que, si bien en los polígonos alcoyanos hay actualmente libre una superficie de 525.072 metros cuadrados, solo seis parcelas superan los 5.000 de extensión, lo que en la práctica impide la instalación de cualquier empresa de ciertas dimensiones. Además, ha recriminado al equipo de gobierno que "tras casi 12 años ni han generado un solo metro de suelo industrial ni han establecido ninguna opción viable de generarlo en el futuro".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats