Ibi es un municipio industrial que centra su política municipal en conseguir un desarrollo equilibrado de todos los sectores de la sociedad local, dentro de sus posibilidades de actuación. Nuestro objetivo es lograr un crecimiento económico sostenible que vaya de la mano de un desarrollo social y personal de nuestros ciudadanos. Crecimiento que consiga ampliar y mejorar los servicios que ofertamos y que logre alcanzar un mayor catálogo de actividades y programas tanto culturales, como deportivos, medioambientales o de ocio en la localidad. En definitiva, buscamos que el desarrollo económico de nuestra villa se plasme en una mejora de la calidad de vida de todos los ibenses en todos los ámbitos de sus vidas. Para nosotros, la mejor política social es la creación de empleo de calidad.

Con estas premisas y esta visión de desarrollo económico y social, Ibi no quiere ser solo un municipio industrial, no quiere ser solo «Ibi, la gran fábrica». Ibi, además de ser el municipio del que seguro que has consumido alguna vez en tu vida un producto fabricado aquí, busca ser un referente en el turismo de interior de nuestra Comunidad, para fortalecer así sectores tan importantes y necesarios como la hostelería o el comercio local que generen más empleo y estabilidad laboral. Para contribuir a esta misión, estamos desarrollando proyectos tan importantes como «La Casa de los Reyes Magos», el plan director tanto de la mítica «Fábrica Payá» como del «Molí de Paper», siempre velando por el entorno natural y urbano de la localidad. Estas iniciativas pasarán a formar parte de nuestra ya consolidada oferta turística, complementando a los conocidos Museos del Juguete, Museo de la Biodiversidad y al carismático Museo Arcade Vintage.

Resulta evidente entonces que, dentro de la línea de nuestra política municipal, es de vital importancia tener una imagen de marca de municipio potente, sólida y estable en múltiples sectores.

Por otro lado, como herramienta fundamental, participativa y certera para definir el Ibi que queremos y el camino y las acciones para llegar a él, estamos en pleno desarrollo de nuestro nuevo Plan Estratégico Local. Este mecanismo participativo recoge la opinión ciudadana y de los distintos representantes de nuestras asociaciones, grupos políticos, organismos y del Consejo Económico y Social Local. Datos que, una vez analizados, nos permitirán definir tanto las necesidades, como los retos y las propuestas de actuación, a 5 años vista, para conseguir ser el municipio consensuado que todos queremos. Este plan debe ser la guía que rija de manera prioritaria las principales políticas de actuación municipales, gobierne el color político que gobierne. Acertar el camino correcto no es cuestión de suerte, es fruto de la preparación y del trabajo, esa es nuestra responsabilidad como gestores municipales.

Ibi, con el espíritu emprendedor que le caracteriza, se encuentra en una posición envidiable para afrontar un futuro, que a pesar de incierto, se vislumbra prometedor, lleno de esperanza y de nuevas oportunidades a las que recibir con iniciativa, innovación, personalidad y mucho trabajo.