Jaime Masiá Vañó es profesor de Robótica en la Universitat Politécnica de València en el Campus de Alcoy. Explica como poco a poco esta disciplina se va abriendo camino en las empresas y pasará a ser -en algunos casos- una herramienta complementaria del trabajador.

¿Cómo define la Robótica?

Hay definiciones más ambiguas que la catalogan como una ciencia que pretende imitar la acción y el movimiento humano. Otras aseguran que busca la percepción del entorno y con arreglo a ello actuar con un razonamiento inteligente, aunque es una definición muy amplia. También está la estructura mecánica, el conjunto del robot donde están los sistemas que nos permiten actuar dependiendo de lo que percibimos. A comparación con el humano está el controlador, que es la mente del humano.

¿Qué inquietudes hay en el sector de la Robótica hoy en día?

Se está trabajando con la inteligencia artificial, dotando a los robots de la misma. Lo que se pretende es enseñar a los robots a hacer cosas que actúe con arreglo a eso. Aparte de mejorar los sistemas de sensorización para darles más posibilidades de percepción a los robots. A nivel industrial está focalizada más en implementación de robótica móvil que ahora está haciendo mucho.

¿Qué pueden solucionar en un futuro los robots con inteligencia artificial?

Se pueden usar en una multitud de cuestiones. Al final en un proceso productivo cambian variables que nosotros no somos capaces de valorar. Los robots pueden hacer las estadísticas de lo que va sucediendo y actúa en consecuencia. Entonces tienen esa capacidad de cambiar la forma de actuar depende de lo que vaya sucediendo. Por ejemplo, un robot móvil que tiene que recoger fresas ahora es algo que está por evolucionar, pero a medida que se vaya introduciendo el tema de la inteligencia artificial se van a tener patrones de como recoger una fresa en determinadas posiciones, algo que para una persona es fácil para un robot no tiene la flexibilidad para poderlo hacer, pero sí que se conseguiría con la implementación de la inteligencia artificial.

"Los robots con inteligencia artificial tienen la capacidad de cambiar la forma de actuar depende de lo que vaya sucediendo"

¿Desde qué perspectiva se trata la Robótica en el Campus de Alcoy?

Aquí la tratamos desde todos los ámbitos. En el grupo de generación espontánea de Robótica y Mecatrónica (Gromep) de la UPV de Alcoy llevamos cerca de 13 años trabajando en este sentido con robótica educativa, divulgación y este año pasado con la introducción del grado de Ingeniería Informática y el Máster de Robótica lo que vemos es enfocado hacia la industria, lo que puede ser más productivo. Tenemos alumnos del grupo Gromep que están trabajando en industrias de implantación de robots.

¿En qué estáis trabajando en el grupo de generación espontánea Gromep?

Estamos preparando un concurso que se llama Eurobot. Si pasamos la clasificación nacional, pasaríamos a participar a nivel europeo. Es un concurso en el que se trabaja con un robot móvil en el que se adaptan accesorios para realizar las tareas que te encomiendan y dependiendo de las que desarrolles te dan una puntuación u otra.

¿Cuáles son los ámbitos de aplicación de la Robótica más destacados?

Cualquier sector va a comenzar si no lo ha hecho ya a trabajar en temas de robótica e ir implementado la robótica colaborativa donde el robot y el humano están en coordinación y trabajan en un mismo entorno. Han salido unos robots específicos que serán una herramienta complementaria de la persona, la idea es que este haga las tareas más repetitivas y el humano esté controlando el proceso. Ahora cada empresa tiene su propia página web, pues en unos años se prevé que haya un boom y que cada negocio tenga su gabinete de automatización porque le será necesario para ser competitivo.

Ya hay restaurantes en los que los camareros son los propios robots...

Los vamos a ver irrumpir en múltiples sectores, cada uno en su medida. No todo lo que vamos a ver van a ser robots humanoides. Tecnológicamente es más fácil hacer otro tipo de robots. Un ejemplo, en el pasado pensábamos que un robot humanoide nos iba a limpiar la casa y ahora resulta que quien la limpia es un robot móvil pequeño que se adecua al entorno. Ahora tienen un sistema de navegación incorporado que implementa rutas de limpieza y tiene múltiples sensores. Un humanoide es complejo para realizar esa tarea.

"Pensábamos que un robot humanoide nos iba a limpiar la casa y ahora resulta que quien la limpia es un robot móvil pequeño que se adecua al entorno"

La sociedad tiene la forma del robot humanoide muy predeterminada...

Estamos muy viciados de las películas. Hemos visto cosas que sí se han materializado, pero otras seguramente no las veamos. Depende del caso veremos qué procesos lleva cada tipología de robot. Lo normal será que tengamos robots para distintas tareas.

¿Qué papel va a jugar la herramienta ChatGPT?

Hoy por hoy es una inteligencia artificial que poco a poco se va a ir adaptando a los temas de robótica. Ahora es un conversador, hay que cogerlo con cautela porque no todo lo puede resolver. Seremos las personas las encargadas de ver sí funciona o no.