La UPV aplaza sus nuevas titulaciones en Alcoy al no tener a tiempo la aprobación

El campus espera volver a alcanzar las 700 matrículas en sus nueve carreras y oferta otras 125 plazas en másteres

Plaza principal del campus de Alcoy de la UPV.

Plaza principal del campus de Alcoy de la UPV. / Juani Ruz

El campus de Alcoy de la Universitat Politècnica de València (UPV) aplaza al curso 2025-2026 la puesta en marcha de las dos nuevas titulaciones que, en principio, pensaba poner en marcha este mismo año, después de que no haya recibido a tiempo la correspondiente aprobación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Se trata del Grado en Ingeniería Química-Textil y el Máster en Computación. El director el campus, Pau Bernabeu, explica que el organismo dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades aún no ha dado el visto bueno a la realización de estos estudios, pese a que se solicitaron hace ya tiempo.

Se espera que la respuesta llegue en los próximos días, pero será ya fuera de plazo, por lo que el inicio de estas carreras deberá esperar al curso siguiente. Para entonces, no obstante, se espera también tener ya en marcha el Grado en Inteligencia Artificial, y que esté avanzado el proceso para la implantación de otra carrera dedicada a la Cosmética. Así lo ha expresado Bernabeu este viernes, durante la presentación de la campaña de matriculación para el curso 2024-2025. En ella se van a ofertar en principio 585 plazas, distribuidas en los siete grados y dos dobles grados que se ofrecen a día de hoy en el campus. Con todo, tanto el director como el jefe de Estudios, Miguel Reig, esperan que la demanda haga que el número final de matrículas se eleve hasta el máximo posible, en torno a 700, como ya ocurrió en 2023.

Lo que sí se implantará este año es una experiencia piloto de formación en sostenibilidad y economía circular, que se ofrecerá a todas las carreras del campus, con la idea de complementar la formación que ya de por sí ofrece cada titulación. Asimismo, a lo largo del próximo curso la actual Sala Multiusos del Edficio Carbonell se convertirá en un laboratorio para el diseño de productos. Estas obras cuentan con un presupuesto de 250.000 euros, a los que la Diputación de Alicante aporta una ayuda de 45.000.

Bernabeu confía en llegar el próximo curso a los 2.700 alumnos, y destaca que, pese a ubicarse en una ciudad no capital de provincia y de pequeño tamaño como Alcoy, «únicamente el 43% de los estudiantes proceden del entorno más próximo». El director hace hincapié en cuestiones que, a su juicio, son un signo distintivo, como la alta empleabilidad:«Estamos en un entorno industrial, en el que los títulos que más se demandan los tenemos en el campus». También valora «la proximidad» del profesorado, y señala que el próximo curso se incorporarán a la plantilla docente nueve ayudantes-doctores, además de 14 profesores asociados.