La última tromba de agua caída sobre la provincia trajo consigo fuertes precipitaciones de granizo que se concentraron en las comarcas de L´Alacantí y la Vega Baja, perjudicando a los principales cultivos que en estos momentos se encuentran en plena campaña, como los cítricos y la granada. En municipios como Almoradí, Benejúzar, Dolores, Catral o Rafal el pedrisco cayó en dos intervalos de 10 minutos cada uno con una piedra muy densa, lo que provocó que en pocos minutos los campos quedaran cubiertos por un manto de hielo.

Según la primera estimación de daños realizada por los técnicos de ASAJA-Alicante, en estas comarcas el pedrisco ha llegado a dañar el 50% de la cosecha de cítricos (limón, naranjas y mandarina) e incluso en algunas parcelas podría alcanzarse hasta un 80% de pérdidas, aunque se espera que al ser en puntos muy localizados el daño global de producción no sea perceptible en la producción total de cítricos y se pueda satisfacer sin problemas la oferta y la demanda comercial.

La fuerza del granizo fue tal y la piedra tan densa que en algunas parcelas citrícolas los técnicos de ASAJA han detectado fuertes desfoliaciones de los árboles y caída de frutos al suelo. En menor medida, también se vieron perjudicados otro tipo de cultivos hortícolas de estas zonas, las cuales además de sufrir pedriscos se vieron anegadas por la intensa tromba de agua.

Por su parte, el campo de Elche y los términos más cercanos a Alicante también se vieron sorprendidos el domingo por la fuerte granizada, perjudicando una temporada más a la granada del campo de Elche que se encuentra en plena recolección. Aunque este año la merma por granizo ha sido menor que en 2008, entre un 20% y un 30% del total de la producción, que se estimaba en 30.000 toneladas entre el campo de Elche, San Isidro y Albatera, podría llegar a verse mermada tras este temporal.

En Elche, tras la tormenta de granizo que cayó el domingo sobre El Altet, el concejal Emilio Martínez se desplazó ayer a la pedanía ilicitana para conocer de primera mano los daños causados por la misma, que afectaron sobre todo a vehículos y viviendas, así como para poner en marcha de forma inmediata la actuación de las brigadas municipales, que ayer limpiaban la zona, reparando desperfectos y realizando una primera valoración.

Según Emilio Martínez, "el Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con el Consorcio de Compensación de Seguros, por si como consecuencia de este suceso se considerara la declaración de riesgo extraordinario, lo que podría dar lugar a que los afectados recibieran algún tipo de ayuda para reparar los daños".

El concejal esperaba que el Consorcio de Compensación de Seguros dé una respuesta en los próximos días, a la espera de lo cual el Ayuntamiento continuará la valoración, al tiempo que se mantendrá puntualmente informado a los ciudadanos afectados.

Compensación de seguros

En el caso de que el Consorcio de Compensación de seguros calificase definitivamente el suceso de "riesgo extraordinario", se informaría a los afectados del lugar y modo de proceder a la declaración de daños y la reclamación de ayudas. Mientras tanto, añadió el concejal, "las oficinas municipales de información al ciudadanos están como siempre a disposición de los ilicitanos para cualquier tipo de consulta".

Jóvenes-Agicultores recordó en un comunicado que lo daños del granizo están cubiertos por los seguros agrarios siempre y cuando el agricultor tenga su póliza contratada.

De bajar las temperaturas y seguir con las trombas de granizo también podrían verse muy perjudicadas las plantaciones de uva de mesa, en pleno periodo de recolección.