Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital de Sant Joan ensaya un fármaco para curar la adicción a la cocaína

Participa en un ensayo internacional para desarrollar un medicamento para metabolizar la droga más rápidamente

La Unidad de Alcohología del Hospital de Sant Joan, encabezada por Bartolomé Pérez Gálvez, participa en el ensayo.

La Unidad de Alcohología del Hospital de Sant Joan, encabezada por Bartolomé Pérez Gálvez, participa en el ensayo. isabel ramón

El Hospital de Sant Joan es uno de los 22 centros elegidos a nivel internacional para participar en un ensayo clínico con el que se está probando el primer fármaco contra la adicción a la cocaína.

El estudio está liderado por el National Institute on Drug Abuse (NIDA) de EE UU y un laboratorio israelita y en el tomarán parte 210 pacientes a través de 22 equipos médicos, 15 en EE UU y 7 en España. El Hospital de Sant Joan, en concreto su Unidad de Alcohología, es el único centro de la Comunidad que toma parte en el ensayo. Cuatro hospitales de Barcelona y dos de Madrid completan la participación española en el mismo.

Con este nuevo fármaco se trata de obtener mediante manipulación genética una encima, denominada butirilcolinesterasa (BChE), «más activa, para conseguir que la cocaína se metabolice más rápidamente y se degrade en una sustancia sin actividad psicotrópica», explica Bartolomé Pérez Gálvez, responsable de la Unidad de Alcohología del Hospital de Sant Joan. La BChE es una de las encimas más importantes del metabolismo de la cocaína. La nueva encima que se consigue a través de este medicamento «tiene mayor potencia para metabolizar esta sustancia y mayor duración en la sangre». El fármaco que se está probando se administra semanalmente mediante una inyección intramuscular.

Lo novedoso de este ensayo, añade el responsable de la Unidad de Alcohología, «es que hasta este momento no había ningún fármaco para tratar la adicción a la cocaína», de ahí que las perspectivas sean esperanzadoras. Actualmente el estudio se encuentra en su fase II, «en la que se trata de buscar la dosis más eficaz del fármaco». El reclutamiento de los enfermos en todos los centros que participan en el ensayo, que se prolongará durante los próximos tres meses, ya ha comenzado.

El estudio tiene dos partes, además de la administración del medicamento, el paciente debe someterse a psicoterapia para tratar su adicción. «Quienes participan en el ensayo tienen que venir a consulta tres veces a la semana, para que les administremos la medicación, les hagamos los controles de seguimiento oportunos y participen en psicoterapia».

El criterio que se está siguiendo para reclutar a los pacientes es que tengan entre 18 y 60 años, con dependencia a la cocaína, con o sin dependencia al alcohol, «y con motivación suficiente para concluir el estudio, ya que hay muy pocas plazas disponibles».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats