Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación duplica los alumnos por aula en la nueva FP Básica irritando al profesorado

La portavoz provincial de los directores de instituto advierte de que los centros serán «colectores del fracaso escolar» y califica de «disparate» aumentar la ratio hasta los 24 estudiantes. Los sindicatos docentes se oponen a la normativa

Educación duplica los alumnos por aula en la nueva FP Básica irritando al profesorado

Las aulas de la nueva Formación Profesional Básica tendrán casi el doble de alumnos que los programas de cualificación inicial a los que sustituye este nuevo nivel educativo que se implanta a partir de septiembre con la nueva legislación, LOMCE.

Educación ha soliviantado al profesorado, que ha venido impartiendo estos últimos años los programas que tratan de recuperar a los estudiantes de menos de 18 años que carecen del graduado escolar, porque ven disparatado lograr el éxito académico duplicando el número de alumnos por aula, pasando de 10 a 24.

Profesorado y directores de los institutos consideran esta medida un «disparate pedagógico. Los que tenemos a estos alumnos lo sabemos», se lamentaba ayer la portavoz provincial de los directores de instituto, Laura Oliva, responsable a su vez de uno de los centros de Secundaria receptores de estos alumnos.

«Nos van a convertir en colectores del fracaso escolar sin posibilidades técnicas de llevar a cabo la labor que necesitan estos chicos. Con ratios de 24 alumnos es imposible, estarán simplemente aparcados en el aula», añadió.

La mitad de los institutos de Secundaria de la provincia, 200 de los 400 públicos, impartirá el curso que viene la nueva Formación Profesional Básica, concentrando en sus aulas a los estudiantes con dificultades para aprobar el graduado escolar del resto de los centros, incluso de los concertados.

Esta tarde, la Conselleria de Educación pone sobre la mesa la nueva normativa desarrollada para la Comunidad sobre la FP Básica que, de entrada, casi duplica las actuales ratios de 10 a 15 alumnos en los talleres de cualificación inicial a los que sustituye.

El profesorado, indignado, explica que los centros receptores de estos alumnos se ofrecieron voluntarios en su día para llevar a cabo los programas de cualificación inicial, «y ahora recae sobre nosotros, y sin medios, el peso de poner en marcha la nueva FP». Rescataron del limbo educativo y laboral a los estudiantes que no consiguen sacar el graduado escolar en las aulas comunes de Secundaria, «pero abarcar el doble de alumnos y procedentes de todo el resto de centros no es ningún premio al esfuerzo realizado, y los perjudicados son los estudiantes. Echan por tierra el trabajo porque no se puede atender a tanto alumno adecuadamente teniendo en cuenta sus características, y sin medios», añade Oliva.

Moratoria

Los profesores reclaman a la Conselleria de Educación una moratoria de un año para implantar la nueva FP, generalizándola en todos los centros como establece la ley, y no concentrándola en la mitad en el caso de esta provincia.

Además, advierten de que sin consenso con el sector docente, no tendrá éxito. «Nos presentan la normativa redactada, sin haber tenido en cuenta la opinión de los claustros, y en vísperas de las Semana Santa porque saben de antemano la férrea oposición que recibirán desde el profesorado», señalan desde las formaciones sindicales de enseñanza.

Oliva concluye que escolarizar a todos los alumnos de menos de 18 años, dado el elevado nivel de desempleo actual, «es una buena iniciativa si se organiza la red educativa de forma que pudieran ser atendidos realmente. En lugar de atender a la diversidad vamos a ser aparcamientos de alumnos con dificultades de aprendizaje».

Compartir el artículo

stats