Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inditex se interesa por la compra del cine Ideal para su apertura comercial

El grupo de la marca Zara pide información al Ayuntamiento de Alicante sobre la compatibilidad del uso comercial en el inmueble y sobre el grado de protección del edificio de los años veinte

Fachada del edificio que albergó el Cine Ideal en la avenida de la Constitución. Rafa Arjones

El grupo Inditex, fundado por el empresario Amancio Ortega y que agrupa diferentes cadenas de moda como Zara o Massimo Dutti, ha mostrado su interés por abrir un centro en el emblemático edificio del antiguo cine Ideal, en la avenida de la Constitución de Alicante. Según ha podido saber este diario, desde el grupo empresarial ya se han dirigido al Ayuntamiento de Alicante para pedir información acerca del grado de protección del edificio y sobre sus posibles usos. Así lo confirman fuentes municipales, que indican que, por el momento, se ha recibido una consulta verbal y que se les ha trasladado que, efectivamente, tiene cabida un uso comercial en el inmueble.

El interés mostrado por el grupo de moda va en la línea de la política que ha venido desarrollando en los últimos años de adquisición de edificios emblemáticos para invertir o rehabilitarlos y abrir las tiendas de sus cadenas en ellos. Hay ejemplos por todo el mundo. En la Comunidad Valenciana, Amancio Ortega acaba de adquirir el edificio que ocupaba Apple en la calle Colón de Valencia siguiendo, en ese caso, una estrategia inversora. Hay ejemplos más cercanos, como el de Elche, donde Zara adquirió en 2005 el antiguo Cine Capitolio para abrir una de sus tiendas en pleno centro de la ciudad.

De seguir esos mismos pasos, el emblemático edificio del cine Ideal podría salir de la agonía a la que se vio arrastrado cuando en 2003 tuvo que cerrar sus puertas después de ochenta años a consecuencia del ocaso de los cines tradicionales. Desde ese momento, el inmueble protegido ha ido deteriorándose. Aunque son muchas las propuestas que desde diferentes colectivos se han hecho para ponerlo en valor y pese al intento de alquilarlo para la apertura de una clínica dental en el año 2012, el edificio sigue cerrado a cal y canto. Además, en los últimos meses, las deudas tributarias de los propietarios empujaron a SUMA a sacar a subasta el inmueble por 2,3 millones de euros. Un acuerdo in extremis entre los dueños y la entidad tributaria de la Diputación para saldar la deuda frenó este procedimiento hace justo un mes.

El inmueble, construido en la década de los años veinte, está incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos de la ciudad, que le confiere una protección parcial, lo que obliga a mantener íntegramente la fachada. Hace cinco años, el Ayuntamiento de Alicante obligó a los dueños a remozar toda la fachada para limpiarla y reparar todos los elementos de la cerrajería, así como las ventanas.

El edificio tiene un gran interés histórico y arquitectónico. Junto con el edificio de Telefónica, del antiguo Gobierno Militar, la Casa de Socorro y el Teatro Principal contribuye a que la avenida de la Constitución sea uno de los pocos viales de la ciudad que conserva una imagen similar a la de principios del siglo XX.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats