Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los retornos y las concesiones de nacionalidad reducen a casi la mitad la población sudamericana

La colonia latinoamericana en la provincia disminuye en 34.000 personas en seis años pero 13.000 han alcanzado la ciudadanía española en este tiempo

Expositor del colectivo argentino en una fiesta en Elche.

Expositor del colectivo argentino en una fiesta en Elche. Diego Fotógrafos

El retorno de muchos inmigrantes a sus lugares de origen y la concesión de la nacionalidad española a otro gran número de personas ha hecho que la población de origen sudamericano en la provincia se reduzca a casi la mitad en los últimos seis años. En este periodo, que coincide con la crisis económica, la colonia de ciudadanos procedentes de países como Ecuador, Colombia, Argentina y Bolivia se ha reducido en cerca de 34.000 individuos, pasando de los 79.298 empadronados en 2008 a los 45.420 que refleja el avance de las cifras de población oficial a 1 de enero de este año. Esta reducción ha afectado más o menos por igual a los colectivos de los principales países de procedencia de estas personas.

Los movimientos migratorios desde Latinoamérica hacia España -y, en particular, a la provincia de Alicante- cambiaron de dirección al iniciarse la crisis, al regresar a sus países muchas personas que habían visto cómo situación aquí se complicaba al perder su trabajo o incluso su residencia legal. Desde 2008, el número de empadronados procedentes de estos países no ha parado de bajar; el descenso es cada vez más acusado y no parece que vaya a detenerse a corto plazo. Sin embargo, esta caída no se debe únicamente a los procesos de retorno, sino que en este tiempo también son muchas las personas que han obtenido la nacionalidad española, algo que, sobre el papel, contribuye a que la colonia extranjera disminuya aún más.

Entre 2008 y 2012, según los datos del Ministerio de Empleo e Inmigración -que no ofrece cifras más recientes por el momento-, 5.755 personas de origen ecuatoriano se han convertido en españolas de pleno derecho, así como otras 5.689 procedentes de Colombia, 1.573 de Argentina y 253 de Bolivia. Este contingente supone más de un tercio sobre la diferencia entre los sudamericanos residentes en la provincia en 2008 y los que hay en la actualidad; no obstante, tampoco puede determinarse con exactitud que un tercio de la disminución de este colectivo extranjero se deba a la adquisición de la nacionalidad.

Así, el director del Seminario Permanente de Inmigración de la Universidad de Alicante (UA), Carlos Gómez Gil, recuerda que en el padrón sólo se registran altas y bajas de personas, por lo que, si un inmigrante adquiere la nacionalidad española, «si no acude a comunicar ese cambio, seguirá figurando como extranjero» en tanto que no se produzca otra modificación. Por ello, uno y otro movimiento «no se corresponden fielmente». Además, señala, hay que tener en cuenta «el atasco en las peticiones para la nacionalidad», que hace que las concesiones tengan un ritmo más lento del que debería corresponder.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats