Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A pesar de la rebaja del 18%

La ITV en la Comunidad es la cuarta más cara de España

El descenso aplicado por el Consell desde abril permite que la autonomía deje de tener los precios más elevados del país pero la revisión de un turismo diésel supera los 51 euros - El acuerdo para no cobrar por segundas inspecciones se incumple desde 2006

La ITV en la Comunidad es la cuarta más cara de España

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en la Comunidad Valenciana es la cuarta más cara de España para los turismos diésel, a pesar de la rebaja del 18,33% en la tarifa aprobada por la Generalitat. Lo pone de manifiesto el estudio comparativo que, desde hace ya algún tiempo, lleva a cabo la asociación de consumidores Facua cada año por estas fechas. Según el informe, pasar la revisión a un coche con motor de gasoil cuesta 51,64 euros, más las tasas de tráfico, una cifra sólo superada por los precios existentes en Castilla y León, Ceuta y Madrid.

El Consell acordó el pasado mes de marzo una bajada generalizada en los precios de la ITV en la Comunidad -aplicada desde abril-, de una media del 17%, tanto en las tarifas en sí como en tasas específicas. Entre ellas, la controvertida prueba de emisiones sonoras, que no se lleva a cabo en ninguna otra autonomía y que, por su carácter obligatorio, impide en la práctica que los vehículos domiciliados en Alicante, Valencia y Castellón puedan pasar la revisión en otros territorios. Esto ha hecho posible que la Comunidad Valenciana deje de tener la ITV más cara del país, algo que sucedía al menos desde hace casi una década.

El precio de la inspección obligatoria ha bajado en torno a 8 euros para los coches de gasolina y las motocicletas, y casi 12 en el caso de los turismos diésel. Esto ha reducido de manera notable las diferencias con las tarifas de las autonomías limítrofes, aunque sigue siendo más barata la ITV en todas ellas -Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón y Cataluña- que en la valenciana. No obstante, en algunas comunidades, como Extremadura y Navarra, la revisión cuesta prácticamente la mitad que aquí. Ambas, además, junto con Asturias -la tercera más barata-, son las únicas que cobran lo mismo por la ITV a todos los coches, al margen de si son de motor diésel o de gasolina. Para las motocicletas, en cambio, la Comunidad está entre las más baratas después de la rebaja.

En cambio, lo que no ha traído consigo esta reducción de las tarifas es la eliminación del cobro por las segundas inspecciones. La Comunidad Valenciana es la única que sigue cobrando a los usuarios que no pasan la ITV a la primera y que tienen que volver a acudir a la revisión de sus vehículos. Se da la circunstancia añadida, tal y como se ha venido publicando de manera periódica, de que se está incumpliendo el acuerdo al que llegaron todos los grupos políticos de las Cortes Valencianas en noviembre de 2006 para que se eliminara este cobro. El resto de autonomías que lo tenían, mientras tanto, lo ha ido eliminando de manera progresiva.

Compartir el artículo

stats