Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mosquitos «devoran» Playa de San Juan

Los vecinos alertan de la presencia en las últimas semanas de «nubes» de insectos

Árboles que según los afectados están llenos de mosquitos

Árboles que según los afectados están llenos de mosquitos CAROLINA ESCALANTE

Unos los perciben moviéndose en grandes nubes de minúsculos «bichitos», otros hablan de plaga del mosquito tigre pero lo cierto es que vecinos de distintos puntos de Playa de San Juan, desde el Cabo de las Huertas al Golf y de las avenidas Santander, Holanda, Bruselas y Oviedo, entre otras, están sufriendo en las últimas semanas picaduras que producen mucho prurito, que dejan marcas similares a las vacunas y que tardan más de lo habitual en sanar.

Hasta nueve picaduras, todas en las piernas, sufrió hace unos días una vecina que tuvo que ir al consultorio médico de la avenida de Bruselas, donde han atendido varios casos más. «Pican de tres en tres, dejan cercos rojos como si fueran derrames, y escuecen muchísimo», por ello le recetaron antihistamínicos. En su caso, atribuye la plaga a la escasa fumigación, así como a lo prolongado de este verano y a las altas temperaturas después de las lluvias, así como a un tipo de arbolado que hay en Playa de San Juan. «Son ejemplares muy grandes y antiguos, tienen una especie de frutos y como una melaza que atrae a los mosquitos. Además están muy descuidados y no los podan», dijo esta vecina, que también ha visto cómo las cucarachas se suben a estos árboles.

Asimismo, sospecha que tiene que ver en esta plaga tardía de mosquitos la laguna de la zona del Golf, donde denunció que también hay muchos insectos de todo tipo, que se dejan notar en el puente que comunica con la avenida Pintor Pérez Gil en dirección al Hospital de Sant Joan. Ayer mismo eran visibles las nubes de insectos junto a los árboles de la avenida Locutor Vicente Hipólito, un problema que se extiende a un nuevo parque que hay en la avenida de Oviedo, y del que también se quejan las madres.

«Tenemos una epidemia de mosquitos enorme. Mis nietos están todos cogidos», afirmó Encarnación Ondoño, que vive en Historiador Vicente Ramos. «Normalmente no hay mosquitos pero ahora sales a la terraza, miras al cielo y está lleno», añadió Pilar Tortosa, que reside en el Cabo. Explicó que son más pequeños que los denominados tigre, que los ha visto también en El Campello, y que ha sufrido picaduras. Un vecino del edificio Garden, en la avenida Santander, relató que a su mujer le picaron ayer mismo tres mosquitos, «son muy pequeños, no son iguales a los de siempre». Por su parte, una mujer que vive en la Albufereta describió que a ella le atacó «un mosquito largo, que se me enganchó. Me dejó preocupada por si me había transmitido algo».

Desde Lokímica, la empresa de control de plagas de Alicante, reconocieron que lo prolongado del verano les ha obligado a reforzar el dispositivo de control de mosquitos. La bióloga Lidia Nájar explicó que el aumento de las temperaturas les lleva a realizar fumigaciones periódicas en determinadas zonas y que los focos de insectos suelen estar principalmente en las aguas estancadas, como puede ser una piscina sin mantenimiento una vez terminada la temporada de baño. Aun así tienen que investigarlo «in situ» porque «no podemos entrar en viviendas privadas ni fumigar con cañones por las calles», dijeron. Una vez que actúan envían los informes al Ayuntamiento y la Mancomunidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats