Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reto compartido: menos personas sin un hogar

El Gobierno central y las autonomías se marcan una estrategia a cinco años para reducir en un 20% el número de personas sin techo

Dos personas sin techo se refugian en los cajeros de la ciudad para cobijarse del frío y poder dormir. héctor fuentes

Disminuir un 20% el número de personas sin hogar en los próximos cinco años. Éste es el objetivo que se ha marcado el Gobierno central junto a las comunidades autónomas, según se recoge en la Estrategia Nacional, un documento recientemente aprobado por el Consejo de Ministros y que previamente obtuvo el visto bueno de las autonomías con el objetivo de dar respuesta a la situación de las personas sin techo y crear un marco de actuación.

Este colectivo, que ha visto aumentar su número con los efectos de la crisis, muestra uno de los peores rostros de la exclusión social en España. Para intentar reducir el número de «sin techo» en el territorio nacional, las organizaciones que trabajan a pie de calle lo tienen claro. «Hay que hacer números, pero sobre todo trabajar más», sostienen desde Cruz Roja en Alicante, que en la actualidad tiene en marcha dos proyectos para atender a estas personas. El pasado año, esta organización atendió a 1.117 personas sin hogar en la provincia, entre las iniciativas puestas en marcha y los albergues y centros de día que gestiona. Porque los expertos defienden que «dejar la calle es posible». Eso sí, es fundamental que los afectados estén por la labor.

«Claro que es posible que una persona salga de la calle, pero es fundamental que seamos nosotros quienes vayamos a ayudarles, porque ellos en raras ocasiones piden ayuda de inicio. En nuestro centro móvil, al principio apenas venían y ahora comen, se duchan e incluso se quedan charlando entre ellos», subraya la vicecoordinadora provincial de Cruz Roja, Carolina Espadas, quien afirma que el perfil de persona a la que prestan ayuda es un hombre de unos 40 años. «Aunque hay de todo, gente mayor, mujeres y también jóvenes», añade Espadas, que coordina a un grupo de unos 150 voluntarios en la provincia de Alicante que trabajan con las personas «sin techo».

Con motivo del Día de la Persona Sin Hogar, que se celebra el próximo domingo, Cáritas ha puesto en marcha una campaña de concienciación, para que los ciudadanos abran los ojos ante un importante colectivo en exclusión social. En la campaña, que pretende poner el foco en «la dignidad de la persona en el reflejo de su acceso a los derechos humanos», aseguran desde la organización, que inciden en un «compromiso común» para conseguir que nadie viva en la calle. «La campaña desarrolla desde este enfoque el trabajo de sensibilización, denuncia e incidencia sobre la situación de las personas sin hogar, que consideramos imprescindible por justicia, derecho y dignidad», dicen desde Cáritas.

En la ciudad de Alicante, el albergue municipal lo gestiona la Fundación Salud y Comunidad desde hace más de una década, con 1.600 personas atendidas por sus servicios durante el pasado año, a través de los programas de acogida, inserción, emergencia y urgencia social. Además, ofrece servicios no residenciales de comedor, centro de día, duchas, ropero, consigna y equipo de calle. Este diario intentó contactar con la Concejalía de Acción Social, sin éxito, tras delegar la tarea informativa en el Ayuntamiento la fundación responsable del albergue en la ciudad.

Para todas estas organizaciones, y el resto que trabaja con personas sin hogar, el objetivo marcado por el Gobierno central y las comunidades autónomas supone un «reto». Para cumplirlo, sostienen, necesitan la ayuda de las administraciones y de la sociedad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats