Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El elevado precio de la gasolina dispara la venta de motos

La DGT constata que el parque móvil de motocicletas se ha incrementado en más de 25.000 unidades en Alicante

Motos estacionadas en la ciudad de Elche. ANTONIO AMORÓS

Las motocicletas toman las calles de la provincia. Las estrecheces económicas que atraviesan miles de alicantinos, el elevado precio de los carburantes y el gasto que acarrea el mantenimiento de los coches han provocado que miles de ciudadanos hayan adquirido un vehículo de dos ruedas durante los años de crisis. En 2008, cuando comenzaron a sentirse las primeras turbulencias económicas, el parque móvil de motocicletas parque móvil de motocicletas (de más de 50 centímetros cúbicos) en las comarcas alicantinas estaba formado por un total de 111.248 unidades. El pasado año, por su parte, esa cantidad se elevó hasta las 136.261. Se ha producido, por tanto, un incremento de más de 25.000 motos en siete años.

Todos estos datos, recogidos en las estadísticas que acaba de hacer públicas la Dirección General de Tráfico (DGT), constatan la pujanza de los vehículos de dos ruedas frente a los coches. Uno de los principales motivos que justifican este «boom» motero es el incremento del precio de los carburantes durante los años de crisis. Pese a que en la actualidad el litro del gasóleo se sitúa por debajo del euro y el de la gasolina sin plomo 95 roza los 1,15 euros de media en la provincia, durante los últimos ejercicios esas cifras fueron sensiblemente superiores. El récord se marcó en 2013, con el litro de gasolina 95 a 1,45 euros y el del gasóleo a casi 1,4. A ello se unieron además las enormes dificultades económicas que atravesaban las familias, con una tasa de desempleo que alcanzó el 29,48% al cierre de ese año.

Muchos optaron entonces por pasarse a los vehículos de dos ruedas debido a que son más económicos de adquirir y mantener, consumen menos carburante y además se pueden estacionar sin dificultades en el centro de las grandes ciudades.

El aumento de motocicletas en las carreteras también ha tenido consecuencias para los ayuntamientos. Se han generado nuevos recibos del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) que se complementan a su vez con el de los vehículos. Porque, a pesar de la crisis, el parque móvil total, incluidos los turismos y el resto de vehículos, ha ido «in crescendo» desde 2008. Los alicantinos han mantenido sus coches en propiedad, pero muchos se mueven ahora a diario en moto.

Compartir el artículo

stats