Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lado más cotidiano de las matemáticas

Los 50 escolares de 12 y 13 años participantes en la jornada de Estalmat en la UA descubren de modo divertido cómo los números están presentes en la vida diaria

Una de las clases teóricas de la jornada de Estalmat celebrada el sábado en la UA.

Una de las clases teóricas de la jornada de Estalmat celebrada el sábado en la UA. HÉCTOR FUENTES

El estudio de las matemáticas se puede volver farragoso para muchos escolares de Primaria y Secundaria, quienes no entienden qué utilidad tienen las fórmulas o las operaciones que los profesores explican en clase. Sin embargo, comprender que estos cálculos están presentes en muchos aspectos del día a día y aprender a darles un sentido práctico puede convertirse en todo un estímulo no sólo para afrontar la asignatura de Matemáticas, sino también para estudiar alguna carrera de tipo científico y ejercer después profesiones técnicas o dedicarse a la docencia o la investigación.

Ése es el objetivo de Estalmat, unas jornadas para estudiantes de 12 y 13 años y que vienen desarrollándose desde hace diez años en la Comunidad gracias a la colaboración voluntaria de una treintena de profesores universitarios y de Secundaria. El campus de la Universidad de Alicante (UA) acogió ayer uno de estos encuentros, en los que participan 50 chicos y chicas. A lo largo de toda la mañana los participantes pudieron realizar diferentes ejercicios prácticos en aulas y, además, recorrer el campus gracias a una especie de «gymkana» donde las pruebas eran una muestra de cómo las matemáticas están en el día a día. Por ejemplo, comprobar que la llamada «ley de Benford», que dice que el número 1 se repite más veces en secuencias de números, no se da entre las matrículas de los vehículos porque emplean un sistema que usa por igual todos los dígitos.

Mariola Molina, Lorena Segura y Julio Mulero, profesores del Departamento de Matemáticas de la UA, explican que estas actividades consiguen «incentivar la práctica de las matemáticas entre estudiantes que tienen un talento», y a la vez «dar la sensación de que se pueden practicar las matemáticas como afición, si se tiene esa inquietud». Junto con esta ruptura de tópicos, ayer se incidió en la participación femenina en estas actividades y en la ciencia en general, al ser el Día Mundial de la Mujer en la Ciencia. Tanto los profesores como los padres presentes apelaron a que la mujer vaya alcanzando mayores cotas en este sentido, y que aspectos fundamentales como la maternidad no supongan un contratiempo. Así lo destacaba, entre otras, Luisa Terol, madre de uno de los chicos participantes e ingeniera de profesión, que acudió a la cita desde Algemesí (Valencia).

Unión entre los participantes

La distancia que tienen que recorrer las familias y los docentes para acudir a los distintos encuentros de Estalmat es, por otra parte, «un esfuerzo», según señalaban Roberto Selva y Juan Luis Costa, profesor del IES Miguel Hernández de Alicante y uno de los padres organizadores, respectivamente. Sin embargo, al mismo tiempo estos desplazamientos suponen un gran aliciente, por el componente lúdico y cultural que tienen y el espíritu de grupo que al mismo tiempo se crea. Estalmat realiza encuentros a lo largo del curso en todo el territorio de la Comunidad; así, la semana pasada se llevó a cabo en Castellón y este próximo sábado volverán a encontrarse en Requena (Valencia).

Compartir el artículo

stats