Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad no ve problema en los graneles del Puerto

El primer trabajo con los medidores del colegio Benalúa asegura que los parámetros medios están en la mitad de los límites autorizados

Carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante

Carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante F. J. Benito

El primer informe realizado por la Universidad de Alicante en colaboración con el Laboratorio de Contaminación Atmosférica de la Universidad Miguel Hernández de Elche concluye que la emisión de partículas en suspensión a la atmósfera producto del movimiento de graneles en el Puerto de Alicante no supera los límites máximos establecidos por la legislación.

El trabajo se hizo entre el 9 de noviembre de 2016 y el 31 de enero de 2017 en las estaciones instaladas en el colegio Benalúa, y las mediciones arrojaron un promedio de 20,1 microgramos por metro cúbico para las partículas PM10 (pueden llegar a vías respiratorias) con un valor mínimo de 0.9 microgramos y un máximo de 40.9 en el equipo Derenda. En el caso del equipo Grimm, el promedio fue de 19,3 microgramos/m³ para PM10 con niveles diarios entre 1.8 y 42,7. El promedio para las partículas PM2.5 (penetran hasta el pulmón fue de 10,7, con un mínimo de 1,2 y un máximo de 28,6. En ninguno de los equipos se superaron los valores máximos que permite la legislación europea sobre contaminación del aire.

Los investigadores matizan, no obstante, que se debe trabajar aún más, ya que en el periodo estudiado llovió (260 litros por metro cuadrado) y soplaron vientos del noroeste, que alejan las partículas de la ciudad y limpian la atmósfera. No obstante, los datos fueron categóricos y ratifican las afirmaciones que vienen realizando los trabajadores del Puerto, y confirman los propios informes de la Autoridad Portuaria. La emisión de partículas por la carga y descarga de cemento y clíncker cumple con los parámetros exigidos por la legislación para prevenir la contaminación del aire.

Los investigadores recogieron datos tres días a la semana y tampoco en ninguna de las jornadas se superaron los límites diarios que están en 50 microgramos metro cúbico para las PM10 y 35 para las PM 2.5.

Datos esperanzadores para el Puerto pero que, no obstante, deberán ratificarse con nuevos informes según apuntan los científicos de las Universidades de Alicante y Miguel Hernández. «Para aumentar la representatividad anual y disponer de medidas de los rangos altos de concentración se recomienda continuar con el muestreo o al menos repetirlo en la época de calmas del invierno y en verano cuando los vientos de Levante son dominantes», subrayan los expertos en su informe remitido a la Concejalía de Medio Ambiente.

El periodo de muestreo (27 días) representa un 6,6% del total del año, «lo que es poco representativo del periodo anual al que se refieren los límites contemplados en la normativa. No obstante, valorando en relación a estos límites, los promedios se encuentran alejados de los límites, tanto los anuales como los diarios» señala el informe.

El término partículas en suspensión abarca un amplio espectro de sustancias orgánicas o inorgánicas, dispersas en el aire, procedentes de fuentes naturales y artificiales. La combustión de carburantes fósiles generada por el tráfico (una de las principales fuentes de contaminación por partículas en las ciudades) puede producir diversos tipos de partículas: partículas grandes, por la liberación de materiales no quemados (cenizas volátiles), partículas finas, formadas por la condensación de materiales vaporizados durante la combustión, y partículas secundarias, mediante reacciones atmosféricas de contaminantes desprendidos como gases. En relación con sus efectos sobre la salud se suelen distinguir las PM10, que pueden penetrar hasta las vías respiratorias bajas y las PM2.5, que pueden llegar hasta las zonas de intercambio de gases del pulmón, según un informe de Ecologistas en Acción. Hoy día los científicos consideran que las partículas en suspensión son el problema de contaminación ambiental más severo, por sus graves afecciones al tracto respiratorio y al pulmón. Las PM10 están detrás de numerosas enfermedades respiratorias y problemas cardiovasculares.

Conclusiones del estudio

1. Se dispone de 57 días con medidas del promedio diario de PM10 y PM2.5 obtenidos con el medidor GRIMM y en 33 de estos días se dispone de una muestra simultánea de PM10 captada con el captador LVS (método de referencia según norma EN 12341:2015). La cobertura con medidas del periodo anual es por tanto del 15.6% y está por tanto alejada de la 90% exigida por la normativa (RD 102/2011).

2. Los promedios diarios medidos simultáneamente por ambos equipos tienen una alta correlación (85%). Ello permite tener un alto grado de confianza sobre los niveles obtenidos. Las 33 muestras de PM10 captadas pueden permitir, si así se desea, realizar un análisis químico a posteriori.

3. El promedio de PM10 del periodo con el equipo Derenda (33 muestras es de 20,1 µg/m3 (con un valor mínimo de 0,9 µg/m3 y un máximo de 40,9 µg/m3). En el caso del equipo Grimm los resultados muestran un promedio del periodo para PM10 de 19,3 µg/m3 con los niveles diarios de PM10 comprendidos entre 1,8 y 42,7 µg/m3. El promedio del periodo para PM2.5 es de 10,7 µg/m3 (con un valor mínimo de 1,2µg/m3 y un valor máximo de 28,6 µg/m3).

4. Los promedios del periodo de medida se encuentran alejados de los límites contemplados en la normativa (RD102/2011) que son 40µg/m3 como límite para el valor promedio anual de PM10 y 25µg/m3 como límite para el valor promedio anual de PM2.5. Tampoco se supera ningún día el límite para el valor promedio diario de PM10 que es 50 µg/m3 y que no puede ser superado en más de 35 ocasiones al año.

5. El periodo de medidas se ha realizado en una época del año en la que han dominado los vientos de componente NO en los cuales las emisiones portuarias no alcanzan la zona urbana y por tanto tampoco el punto de medida. Además ha coincidido con un periodo extremadamente lluvioso que limpia la atmósfera de contaminantes incluidas las partículas y minimiza la re-suspensión de partículas desde el suelo.

6- Más del 50% de los días los niveles están por debajo de los 20 µg/m3 llegando a estar durante una semana, en enero, por debajo de 10 µg/m3. Estos niveles podrían estar entre los más bajos del año para la zona y por tanto el promedio de este periodo puede ser el más bajo del año.

7. Los días con niveles diarios más altos o en los que se constató visualmente la presencia de barco de graneles se han estudiado a escala horaria con el objetivo de conectar un posible incremento de los niveles horarios de PM10 con un transporte desde el foco emisor. Se ha concluido que los días de descarga observados no han tenido una repercusión destacable en los niveles diarios de PM10 durante este periodo. Los valores máximos obtenidos están principalmente relacionados con episodios de estabilidad atmosférica que favorece la acumulación de contaminantes producidos localmente.

8. Durante el periodo de medidas no han dominado las brisas de levante por lo que el transporte de las posibles emisiones desde la zona portuaria esta desfavorecido.

9. Las medidas de PM10 y PM2.5 realizadas en el CEIP Benalúa muestran una buena concordancia con las disponibles de las estaciones del Pla y Florida en 2016. Teniendo en cuenta la evolución de los niveles a lo largo de 2016 de las estaciones del Pla y Florida, con una cobertura anual alta y homogénea, es esperable que los niveles en el periodo de primavera y verano de 2017 sean superiores a los del periodo de estudio.

10. El estudio de la meteorología en 2016 muestra los vientos que predominan según la estación del año. Los vientos del Oeste-Noroeste (vientos de tierra), son más frecuentes en otoño e invierno y los de Este a Sureste (vientos de levante) predominan en primavera y verano. Este comportamiento es característico de la zona de Alicante y presenta ligeras variaciones interanuales. Por ello para garantizar la calidad del aire la cobertura con mediciones debe ser anual o al menos se debería disponer de mediciones en las cuatro estaciones del año.

Por otro a lado, la OCU José María Mena, que representa a vecinos y asociaciones de padres de alumnos de colegios del entorno portuario, ha ampliado la querella presentada contra el alcalde, Gabriel Echávarri, y el edil de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, a los que la Plataforma Gran Vía Sur-Puerto acusan de un presunto delito de prevaricación por no actuar en el tema de los graneles. «Es como si en Alicante montaras una empresa sin los permisos y ésta generara problemas de contaminación al vecindario. Veríamos lo que tardarían en cerrarla», subraya José Santamaría, portavoz de la plataforma.

Compartir el artículo

stats