Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las algas regeneran las playas

La medida del Ayuntamiento de no recoger los arribazones durante el invierno da sus frutos y San Juan, Tabarca y la Albufereta recuperan arena

Las algas regeneran las playas

A costa de las críticas de vecinos, turistas y bañistas por dejar sin recoger desde octubre hasta junio -con el paréntesis de la Semana Santa- las algas de la mayoría de las playas alicantinas, el Ayuntamiento decidió cambiar su política de limpieza mecánica de los arribazones (montañas de arena, posidonia y otras plantas marinas) para evitar la pérdida de arena, siguiendo la recomendación del Instituto de Ecología Litoral. Y tras una sola temporada, la medida da sus frutos: no sólo se han frenado los arrastres por el oleaje, sino que playas como San Juan, en el tramo entre el viejo Sidi y el Faro, que es donde más se había perdido el equilibrio sedimentario; la Albufereta; y Tabarca han recuperado arena.

En algunos puntos la regeneración de las playas supera los 2,5 metros de ancho de arena, según las mediciones realizadas por técnicos municipales. Es visible, por ejemplo, en el tramo de la playa de San Juan más próximo al Cabo, donde no quedaba apenas. Según el concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, de Guanyar, se han ganado más de 125 metros cuadrados en esa zona, donde además se acumulan el 40% de los residuos vegetales que recogen a lo largo del año los servicios de limpieza. En Tabarca se han recuperado unos 350 metros cuadrados de playa y en la Albufereta 25 metros cuadrados en el entorno del restaurante Alfín, que puede pensarse que es poco pero se trata de una playa que pierde arena en prácticamente todos los temporales del invierno. La medida, además, ha logrado que varias calas del Cabo de las Huertas en las que sólo había piedra antes del mar tengan ahora un acceso de arena que antes no existía.

Otras playas en las que se decidió no retirar los arribazones durante toda la temporada baja de turismo son Urbanova, la Almadraba, la Cala de los Judíos y Cala Palmera. Desde Hogueras hasta que acabe septiembre las algas se recogen a diario pero una vez que termine la campaña turística se retomará la medida y las algas volverán a reposar en las playas durante todo el otoño, el invierno y la primavera salvo Semana Santa para abundar en su regeneración.

«La arena siempre está pero, si no hay una barrera, el mar se la lleva. Dejar los arribazones ayuda a que la arena se mantenga y no se pierda. El Instituto de Ecología Litoral hizo un informe recomendando mantenerlos porque en los últimos años estábamos viendo cómo poco a poco se perdía arena», explica el responsable de Medio Ambiente, que puso como ejemplo al municipio de El Campello, pionero en la política de no retirar las algas en temporada baja. «Se trata de la supervivencia de nuestras playas. Sin una medida así, tendríamos cada vez menos arena y habría que recurrir a trasvases, con los problemas medioambientales que esto genera». Domínguez defiende la política de dejar las algas en playas que además en invierno son poco concurridas. En el Postiguet, según explicó, sí se recogen todo el año al ser muy transitada y en San Juan la medida se aplica en algunos tramos pero no en todos.

Compartir el artículo

stats