Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia de los drones

El numero de personas autorizadas a trabajar con estos aparatos en Alicante se multiplica por cinco en menos de tres años hasta alcanzar los 119 operadores de vuelo

La provincia de los drones

La provincia de los drones Antonio Amorós

Volar es un sueño que más de uno ha tenido mientras una chaqueta cubría su espalda a modo de capa. Y volar, también, aunque solo con el sentido de la vista, es lo que han conseguido hacer en Alicante 119 personas que se han convertido en operadores de vuelo de drones, una cifra que se ha multiplicado por cinco en menos de tres años y que coloca a la provincia en la quinta con más número de España. Expertos en el ámbito reconocen Alicante como «la provincia dron».

Jesús López es operador de vuelo y profesor de publicidad en la Universidad de Alicante. Junto a seis compañeros, forma parte de un grupo que trabaja con estos aparatos y que recibe el nombre de SAS Drone Services. Los emplean para realizar reportajes audiovisuales, fotogrametría o inspecciones termográficas, entre otros. Cogen sus chalecos amarillos, se encuentran y se preparan para volar. Aunque para poder hacerlo de forma legal, han tenido que formarse antes.

En Alicante existen dos escuelas de formación aeronáutica de las que han salido gran parte de los 119 actuales operadores de la provincia. Éstas reciben el nombre de ATOs e imparten cursos intensivos que tienen una duración de alrededor de una semana, durante la que se aprende de forma teórica y práctica. Una de ellas es la European Flyers del aeródromo de Mutxamel. Y la otra es la escuela de pilotos Simcrew Training.

«Usar el dron para hacer carreras es un poco hobby, y eso se puede hacer, para eso no hace falta que hagas un curso de piloto», aclara Ernesto García, instructor en Simcrew Training y apasionado de este mundo desde 2011. «Cuando empecé, nadie hablaba de esto y para todo el mundo éramos unos bichos raros». Lo que salga de la afición a la carrera, explica García, se convierte en ilegal si quien conduce el dron no cumple con los requisitos que marca la normativa.

Hasta el 2014, no existía ley que regulase la actividad de los drones. «La legislación entonces era inexistente. Había solo una norma: no se vuelan drones, aunque la desconocía todo el mundo», explica García, quien añade que finalmente se vio la necesidad de legislar y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) sacó una normativa.

Al acabar el curso de formación, todavía queda un paso para poder lanzar al cielo la aeronave. Una vez que consigues la titulación de piloto, es preciso darse de alta como operador. «Nuestros pilotos crean después sus pequeñas compañías aéreas dedicadas a drones, de esta forma se convierten en operadores y ya pueden 'dar guerra'», apunta el instructor. «Se están sacando muchas licencias porque es un mercado emergente con mucho mucho futuro».

Las cuatro grandes actividades para las que se emplean estos instrumentos a nivel estatal, según datos ofrecidos por AESA, son la investigación y el desarrollo (10'7%); emergencias y salvamento (11,2%); la observación y vigilancia (13,7%); y la fotografía, filmación y levantamientos (42,2%).

En este último sector, que ocupa gran parte de la actividad que se realiza, se encuentra parte de la demanda que existe en el territorio y por la que Ernesto García llama a Alicante «la provincia dron».

«Alicante es de los sitios donde más movimiento hay. Pocas inmobiliarias quedan, por ponerte un ejemplo, que no se hayan dado cuenta de que promocionar sus chalés con imagenes aéreas ayuda mucho a sus ventas», explica García. «En materia de seguridad ciudadana, Alicante es pionera. En concreto Benidorm, la más importante en cuanto a drones de toda España», apunta. Y es que desde que la Policía Local de Benidorm tomara posesión de un dron en 2016 para la vigilancia en costas, se han podido ver noticias como la del pasado agosto cuando la aeronave localizó a varios inmigrantes que habían llegado en patera a la Serra Gelada.

Benidorm, ciudad piloto

Para regular el tráfico aéreo que los expertos prevén para dentro de unos pocos años, se necesita un lugar donde poder hacer pruebas. Y ese lugar es Benidorm. «Se están moviendo una serie de protocolos entre AESA, SENASA (Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica) y la Policía de Benidorm para que sea la primera ciudad de tráfico aéreo controlado de drones», explica García.

Aunque el progreso es notablemente veloz, para quienes lo utilizan como operadores todavía no alimenta un salario completo. «Ahora mismo uno no se puede ganar la vida pilotando drones, es una actividad que se ha de complementar», afirma Jesús López.

Otras noticias que pueden interesarte:Drones contra los mosquitos (27/06/2017)El Gobierno permite volar drones de noche y sobre las poblaciones (15/12/2017)

Otras noticias que pueden interesarte:

Drones contra los mosquitos (27/06/2017)

El Gobierno permite volar drones de noche y sobre las poblaciones (15/12/2017)

La Policía Local de Benidorm incorpora un dron para aumentar la seguridad (02/07/2016)

Compartir el artículo

stats