Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi la mitad de los «sintecho» se ha quedado en la calle en el último año

La Red de Entidades para la Atención a Personas Sin Hogar tilda de «insuficientes» los recursos de los que dispone la ciudad, donde hay 195 censados en esta situación

Una persona sin hogar reposa en uno de los bancos del parque de Canalejas.

Una persona sin hogar reposa en uno de los bancos del parque de Canalejas. pilar cortés

El 43,2% de las personas que viven en las calles de la ciudad de Alicante han comenzado a hacerlo hace menos de un año, según los datos recogidos en «Homeless Meet Up», una acción que forma parte de un movimiento europeo dirigido a erradicar el «sinhogarismo» en 2020. La Red de Entidad es para la Atención a Personas Sin Hogar de Alicante (Reapsha) tilda de «insuficientes» los recursos de los que se dispone en la ciudad para evitar que una persona se vea obligada a abandonar su vivienda y empezar a pasar sus días a la intemperie.

Los datos recogidos por doscientos voluntarios y voluntarias que rastrearon la ciudad el pasado noviembre, revelan que 83 de las 195 personas que viven en las calles de Alicante comenzaron a hacerlo en los últimos doce meses.

«El dato nos refleja que el tema del sinhogarismo es como muy dinámico, no es una foto fija de personas que hace mil años se quedaron en la calle, sino que es un continuo ir y venir de gente», explica Fidel Romero, portavoz de Reapsha. «Hay una parte cronificada, pero hay un gran número de personas que alternan periodos en la calle con estancias más o menos estables en entornos más o menos normalizados. Y esto, efectivamente, es un problema, porque se trata de gente que está siempre en el límite de la exclusión residencial, entrando y saliendo de la calle», añade el antropólogo y portavoz.

Este dato, y tras la realización del mismo estudio, resulta notablemente más bajo en València. Allí, frente al 43,2% de Alicante, el 26% de los «sintecho» se ha quedado sin hogar en el último año. «Es un dato que nos ha sorprendido también a nosotros aunque no tenemos en estos momentos ninguna interpretación para poderlo justificar. Es significativo con relación a otras poblaciones, pero no entendemos por qué en Alicante es más alto. No hay tantas diferencias entre un espacio y otro», apunta Romero. Sin embargo, mientras que en nuestra localidad el 19,3% de los entrevistados llevan más de cinco años en calle, en la capital de la comunidad es el 46,3% quienes están en situación cronificada.

«Los recursos en estos momentos son insuficientes. Parte de los que deberían destinarse a facilitar que personas abandonen la situación de calle, se están utilizando para evitar que personas que nunca han estado en la calle pasen a estarlo», asegura el antropólogo sobre la situación de Alicante. «Con lo cual, la cantidad de recursos de los que disponemos en la ciudad para la población que vive situaciones más o menos graves de exclusión residencial, son claramente insuficientes a la luz de los datos que tenemos».

Los recursos a los que hace referencia el portavoz de Reapsha, y que en estos momentos se están utilizando en Alicante para evitar que una persona acabe sin casa, son las viviendas tuteladas o semituteladas de tipo puente que tienen el Ayuntamiento y otras entidades, así como programas específicos por parte de los centros sociales, desde donde se puede derivar personas a plazas específicas del Centro de Acogida e Inserción (CAI).

El 71% de los «sintecho» estarían dispuestos a iniciar un programa que les ayudase a dejar de vivir en la calle, concluye el estudio.

Compartir el artículo

stats