El asco es una emoción básica, común en todos los primates, humanos y no humanos. Sentimos asco desde nuestros orígenes más primitivos ante olores o sabores que nos resultan aversivos. Se podría decir que el asco nos ha permitido sobrevivir como especie, al evitar que ingiriésemos alimentos en mal estado o mantuviésemos conductas insalubres. El asco tiene como función adaptativa el rechazo. Rechazamos aquello que nos produce asco y eso motiva conductas de evitación (intentamos evitar acercarnos a aquello que nos produce asco).

Sin embargo, la emoción de asco ha evolucionado con el ser humano, situándose a fecha de hoy no sólo como una emoción básica que nos protege de la insalubridad, sino también como una emoción moral. Sentimos asco hacia aquellas personas que rechazamos por su apariencia, por sus conductas, por su origen... Y hoy, Nerea Belmonte nos ha dado una buena muestra de esta emoción.

En general, podemos decir que ésta es la emoción que ha planeado durante toda su declaración, mezclándose con el desprecio y la ira. Esas emociones, todas de valencia negativa, aparecían especialmente al mencionar a Miguel Ángel Pavón y los agravios de distinta índole (especialmente el económico) que siente que él le ha ocasionado. Belmonte ha intentado mostrarse comedida, con la parte superior de la cara tensa con el fin de no expresar. Sin embargo, al estar verbalizando, la parte inferior del rostro se movía más libremente. Eso ha motivado la aparición de numerosas expresiones faciales sutiles.

Éste es el vídeo sobre el que he realizado mi análisis de comportamiento no verbal:

Declaraciones de Nerea Belmonte tras votar en blanco

He utilizado el sistema internacional de codificación facial (FACS), que perfila las emociones básicas a través de determinados movimientos musculares, y esto a través de numerosos estudios científicos que lo avalan, evitando de este modo la elucubración.

Elevación del labio superior (AU10+25).

Cuando la emoción de asco es suficientemente intensa, es posible que se eleve el labio superior. El motivo es muy físico: teóricamente, se "pretende" tapar las fosas nasales, puesto que el asco deriva del olfato. Esto lo hace Belmonte en diferentes momentos de su declaración, a través de expresiones faciales muy fugaces y sutiles. El hecho de que sean muy rápidas, lejos de quitarles valor, les añade el valor de la inconsciencia: cuando realizamos expresiones faciales muy rápidas, no nos damos cuenta de que las hacemos, y son las que revelan nuestra verdadera emoción.

Es muy interesante ver qué está diciendo justo cuando hace estas expresiones faciales:

Min. 0´11: "Miguel Ángel Pavón"

Min. 0´17: "y restituirme"

Min. 0´24: "su brazo a torcer"

Min. 0´25: "y ha preferido"

Además, vemos alguna variante, como la que hace en el min. 0´18, en la que a la vez que eleva el labio superior, hace una depresión del labio inferior (AU10+16+25), mientras dice "mis derechos".

En el min. 0´19, entra en juego el primo hermano del asco, el desprecio. Esto lo vemos en la elevación asimétrica de las comisuras (asimetría bilateral izquierda). Además, pone los labios en forma de embudo (AUL12+22+25). Mientras hace esta expresión facial dice "tanto políticos".

Resulta muy interesante ver cómo, al enumerar los agravios que siente que le ha hecho Pavón, eleva la barbilla en el min. 0´20 justo cuando dice "económicos". Es también muy notable la voz con que pronuncia esta palabra, queriendo remarcarla.

La expresión final con la que Nerea Belmonte se despide puede parecer una sonrisa más o menos contenida. Sin embargo, es muy relevante la forma en la que aprieta los labios. He tomado el fotograma del min. 0´30 desde dos ángulos. Los labios apretados durante la sonrisa (AU12+24) mientras dice "gracias" nos indican que se trata de una expresión facial de ira camuflada bajo una sonrisa social.

Análisis realizado por Sonia El Hakim López

Analista de Conducta en la especialidad de Comportamiento No Verbal Nº 170930001 por el Criminal Profiling & Behavioral Analysis International Group

Bibliografía:

Ekman, P. (2002). Facial action coding system (FACS). A human face.

Fernández-Abascal, E. G., Rodríguez, B. G., Sánchez, M. P. J., Díaz, M. D. M., & Sánchez, F. J. D. (2010). Psicología de la emoción. Editorial Universitaria Ramón Areces.