Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hogueras de San Juan 2018

Vizcaíno: «Una vez me rompieron la camisa tirando para que les atendiera»

Julián Vizcaíno lleva más de 20 años trabajando en barracas durante las Hogueras

Julián Vizcaíno corta jamón en un racó público en Alfonso el Sabio.

Julián Vizcaíno corta jamón en un racó público en Alfonso el Sabio. s. g.

Julián Vizcaíno lleva más de 20 años trabajando en barracas durante las Hogueras. En su larga experiencia como camarero que recorre España de fiesta en fiesta para trabajar ha visto de todo y asegura que las Hogueras son «más alocadas» que otras fiestas.

P ¿Cómo se trabaja detrás de una barra en Hogueras?

R Al límite. Va por horas pero en esta barraca a partir de las 20-21 horas ya no puedes parar casi hasta que se cierra a las dos y pico de la mañana. Cuando acabo necesito tomarme mi cafelito tranquilo, en casa, en silencio.

P ¿A cuántas personas pueden atender al día?

R Nunca me he parado a calcularlas pero son miles. Y todas quieren que les atiendas al momento. Deben saber que lo intentamos pero mucha gente no sabe que según el reglamento de la hostelería un cliente puede esperar un máximo de 15 minutos para ser atendido en un restaurante. Aquí es distinto y por supuesto nadie espera tanto, se les atiende mucho antes, pero, vamos, que por esperar dos minutitos no pasa nada.

P ¿Hay que entrenar la memoria para recordar los pedidos?

R Yo no la entreno la verdad, supongo que uno va cogiendo experiencia. Pero es verdad que cuando viene un grupo de quince personas y te piden todas a la vez se te puede ir la cabeza con algún pedido.

P ¿Tienen paciencia los clientes?

R Hay de todo. A mí, en unas Hogueras me llegaron a romper la camisa tirando de ella para que les atendiera.

P ¿Alguna vez le ha tenido que decir a alguien que no le pone otra copa?

R Más de una, de dos y de tres. La gente no sabe lo que llegamos a ver los camareros. Y en esas circunstancias, la mujeres son peor que los hombres. A un hombre la mayoría de las veces, al final, le convences pero como una mujer se empeñe, madre mía. Aunque es verdad que es más frecuente que ocurra con hombres.

P Ya que ha recorrido todas las fiestas de España trabajando, ¿cuál es la mejor?

R Pues con diferencia las de la Pilarica en Zaragoza son las fiestas donde mejor se trabaja. Allí la gente es muy respetuosa y educada en general, espera con paciencia, no te grita. Las Hogueras son más alocadas.

P ¿Qué anécdotas ha vivido aquí en Hogueras?

R De todo, la gente no se lo creería. Una vez acabamos de recoger todos los servicios y de limpiar para dejarlo todo preparado para las cenas y saqué una gran bolsa de basura llena de manteles de papel y vasos de plástico. La tapa del contenedor estaba abierta y lancé la bolsa. De repente oigo: «¡Ayyyy!», y cuando me acerco a ver, había dentro una persona haciendo de vientre. Es increíble.

P ¿Qué es lo que más consume la gente en las barracas estos días?

R Lo que más se pide son las frituras de pescado, los calamares y platos de jamón. Y para beber, cerveza y tinto de verano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats