Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hogueras de San Juan 2018

El alcalde Luis Barcala invita otra vez a Rajoy

Asegura que intentará «localizar» al expresidente, hospedado estos días en Alicante, para que participe en las Hogueras

El alcalde junto a Castillo.

El alcalde junto a Castillo. Á. Álvarez

Hace ahora justo un mes y medio, el pasado sábado 5 de mayo, Luis Barcala casi se estrenaba como alcalde recibiendo a Mariano RajoyMariano Rajoy. Era la primera vez en la historia democrática que un presidente del Gobierno programaba una visita institucional al Ayuntamiento de Alicante. Después de firmar en el libro de honor, el primer edil compartió un breve encuentro privado con el que entonces era jefe de un Ejecutivo que estaba a punto de aprobar unos presupuestos que, según coincidía todo el mundo, le concedían estabilidad para completar los dos años que le restaban de mandato y que, en ese momento, era el líder sin discusión del PP. Hasta el punto de que, durante un mitin en el Adda, confirmó a Isabel Bonig como candidata a la Generalitat y al propio Barcala como aspirante a intentar asentar su mandato municipal en las elecciones de 2019. En esa reunión privada en la Alcaldía y en plena vorágine en el PP para volcarse con Alicante de cara a la cita electoral de dentro de un año, el primer edil invitó a Rajoy a visitar las Hogueras.

Apenas 45 días más tarde -un mundo en política-, Mariano Rajoy ya no es presidente del Gobierno después de caer derrotado en la moción de censura con la que triunfó Pedro Sánchez y tiene fecha de caducidad para abandonar de forma definitiva la dirección del PP a la que ya ha renunciado en medio de una gran batalla interna. Pero, sin embargo, sí ha «cumplido» con aquella invitación de Barcala y se ha plantado en Alicante... De momento, eso sí, no está en su agenda visitar las Hogueras, como quería el regidor. El expresidente está alojado en un conocido hotel de la ciudad desde el que, a primera hora de la mañana de ayer, salió a trotar por el Postiguet antes de volver al tajo en su puesto de trabajo en el Registro de la Propiedad de Santa Pola, al que ya se ha reincorporado a todos los efectos.

Así y todo, el alcalde de Alicante está dispuesto a volver a invitar otra vez a Rajoy a las fiestas de les Fogueres de Sant Joan. Ayer mismo, de hecho, el primer edil comentó minutos antes de arrancar la mascletà su intención de reiterar esa invitación de hace mes y medio al ya expresidente del Gobierno. «Lo estoy intentando localizar para que esté con nosotros un día. Me haría ilusión que viniera aunque ya sea como ciudadano normal», explicó el primer edil que, como en los últimos días, estuvo acompañado, entre otros, del concejal y vicepresidente de la Diputación, Carlos Castillo, otrora rival y ahora inseparable. Si no puedes con tu enemigo, únete a el. Todo ello, además, dentro de un ambiente en el PP de «neutralidad» en la guerra de los candidatos a la espera de lo que ocurra en la votación del 5 de julio, como explicitó el número dos de José Císcar en el PP, Rafa Candela, en otros tiempos hombre de confianza de José Manuel García Margallo que estuvo de ruta festera con los vicepresidentes de la Diputación Adrián Ballester -identificado con Pablo Casado- y Javier Sendra.

En el otro lado del espectro del viejo bipartidismo, el «sanchismo» alicantino empezó a pasear por el escaparate de la fiesta, imprescindible para darse a conocer, a la que se perfila, dentro del «cásting» socialista y salvo otro movimiento de última hora, en la mayoría de las quinielas para ocupar la Subdelegación del Gobierno en Alicante: la militante Araceli Poblador. Una cuña para intentar asaltar el socialismo alicantino. Si pueden con Ángel Franco.

Compartir el artículo

stats