Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un 20% de tratamientos de adicción en jóvenes son por el móvil y el ordenador

Proyecto Hombre trata en el último año a 15 adolescentes de entre 14 y 18 años por su dependencia hacia las tecnologías

Dos adolescentes usando su terminal móvil en la calle. eros sánchez

Cada vez más enganchados. Los casos de adicción al teléfono móvil y al ordenador se están disparando y las familias ya comienzan a pedir ayuda especializada para que sus hijos superen esta dependencia. Tanto que en Proyecto Hombre el 20% de todos los pacientes con edades entre 14 y 18 años abusa de estas tecnologías. Una adicción que en esta franja de edad supera a otras como la del alcohol (10%) y que preocupa a los responsables de esta entidad. «Hemos llegado a tener casos muy extremos de chicos que por jugar a juegos "on line" no salían para nada de sus habitaciones. No comían, no dormían y llegaban a hacerse sus necesidades encima», señala Consagración Jareño, directora de Proyecto Hombre Alicante. El año pasado, esta entidad atendió a 15 jóvenes enganchados al móvil o al ordenador. Una cifra desconocida hasta ahora. «En los últimos años nos han llegado casos sueltos o bien pedían ayuda por otro tipo de consumo y al rascar un poco veíamos que también había un problema de adicción a las tecnologías».

Las apuestas deportivas a través de internet es lo que más dependencia genera, con casos «de chicos que roban a sus padres para poder seguir jugando». Unas apuestas que no solo se dan a través de internet, las salas de juegos que hay en las ciudades también siguen funcionando como un imán para estos jóvenes, con el agravante, según Jareño, «de que en muchos casos los padres nos dicen que no se les pide el carné de identidad aun siendo menores».

El tratamiento de esta adicción es igual de complicado que cualquier otra. «Quitarles el móvil o el ordenador genera unos conflictos horribles en casa, pero es esencial que haya una supervisión y un control por parte de los padres». Por eso una parte importante del tratamiento en Proyecto Hombre se destina a enseñar a los padres cómo negociar el uso del móvil o del ordenador con sus hijos. Y es que cuando se les priva a los jóvenes de estos dispositivos, «el síndrome de abstinencia que se genera es similar al de cualquier otra sustancia».

Pese a este aumento de jóvenes adictos al móvil o al ordenador, el cannabis sigue siendo el principal motivo de demanda de tratamiento. Siete de cada diez jóvenes que pide ayuda a Proyecto Hombre sufre problemas de abuso hacia esta sustancia.

Durante todo el año pasado la entidad atendió diariamente en la provincia de Alicante a 330 personas, junto a 350 familiares. Más de 1.200 personas pasaron por los centros de Alicante y Elche. En el caso de los adultos, la sustancia principal por la que se requiere tratamiento es la cocaína, con un 40% de las intervenciones, seguida del alcohol, con un 30%. Jareño destaca además el creciente número de mujeres que demandan tratamiento y que ya suponen el 19% del total de usuarios.

Compartir el artículo

stats