Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El maltrato a un animal en la infancia puede trasladarse a violencia contra la pareja»

Ante el aumento de la depresión y la ansiedad, Laura Asensi pide incorporar psicólogos a los centros de salud y formar a personal también en los colegios como medida de prevención

«El maltrato a un animal en la infancia puede trasladarse a violencia contra la pareja»

«El maltrato a un animal en la infancia puede trasladarse a violencia contra la pareja»

P Recientemente se celebró el Día Mundial de la Salud Mental

R Sí, están aumentando mucho de un año para otro la ansiedad y la depresión. En España 2,5 millones de personas sufren depresión, una cifra muy elevada que representa al 5% de la población. En Atención Primaria cada vez ven más casos de ambas, por lo que se deberían ir incorporando psicólogos a los centros de salud y no limitarse a derivarlos a Psiquiatría. Los psicólogos pueden ayudar porque la detección precoz es importante, aunque también hacen falta más psiquiatras. Al mismo tiempo hay que sensibilizar e informar, que la gente sepa que no pasa nada por tener un problema de salud mental porque aún existe el miedo al estigma.

P ¿A qué se debe el aumento?

R El origen de los problemas de salud mental son tanto sociales como biológicos. Aparte de tener una predisposición, los cambios sociales influyen. Unas condiciones de trabajo estresantes, el estilo de vida poco saludable y la presión por conseguir metas continuamente están relacionadas.

P¿Influye la educación?

R Aparte de la predisposición, la educación hace mucho. Es muy importante que los niños aprendan a tolerar la frustración y a tener empatía, a darse cuenta de que a veces hay que parar y reflexionar. De hecho, muchas de las terapias con adultos van encaminadas a modificar la educación recibida, a ver el mundo de otra manera. Por eso es importante también que haya personal formado en los colegios y así detectar posibles problemas y prevenirlos.

P Además de la ansiedad y la depresión

R Son frecuentes los trastornos obsesivo compulsivos, las fobias, cada vez más la social, y los trastornos de personalidad y límite. Los trastornos mentales graves como la esquizofrenia son un porcentaje bajo.

P Las cifras de suicidio también son alarmantes. Incluso la Conselleria de Sanidad

R Sí, duplican a las de accidentes de tráfico. No nos extraña ver campañas de tráfico o de drogas, pero nunca se ven para prevenir suicidios. Sigue siendo tabú y está oculto, por eso es importante visibilizarlo y poder conocer el origen. Un alto porcentaje está relacionado con la depresión, pero el suicidio es una crisis personal y existen muchos factores. Hay protocolos de actuación. Por eso, una vez más es importante la formación de quien está en contacto con población de riesgo, personas que pasan por una crisis económica, enfermos crónicos o degenerativos, o que hayan vivido un ambiente de violencia y así tratar de aliviar la desesperación.

P Otro de los problemas acuciantes es el de la violencia de género

RNo necesariamente, el de los maltratadores no es un grupo homogéneo. Existen diferentes tipologías, pero la mayoría se pueden clasificar en tres categorías. La del maltratador que se limita al ámbito familiar, llamado sobrecontrolado, que representa casi a la mitad de los maltratadores, no sufre ninguna patología mental, aunque sí rasgos de personalidad obsesivos o dependientes. Luego están los de tipo impulsivo o inestables que representan entre un 20 y un 25% que sí presentan una patología límite de personalidad. Son altamente inestables, irritables y pueden presentar abuso de sustancias como alcohol y drogas. Y el otro 25% tienen un perfil psicopático y antisocial. Usan la violencia son un objetivo, son muy manipuladores, narcisistas, agresivos y muchos de ellos han sufrido maltrato en la infancia. Cuando se da esta tríada oscura de psicopatía, manipulación y narcisismo son auténticos depredadores.

P Una de las conclusiones en unas jornadas del Colegio de Abogados de València fue que los maltratadores de animales

R Estudios recientes asocian el maltrato animal con la psicopatía y el trastorno antisocial, es decir, el grupo de maltratadores del que hablaba. Esa es la conexión. Ese sadismo con el que maltrataban animales en la infancia o juventud puede trasladarse después a comportamientos violentos con la pareja. Y también se da el maltrato animal en el ámbito doméstico para hacer daño a la mujer y a los hijos. Es el que para hacer sufrir a su mujer pega al perro. Sádico y controlador.

P Entonces ¿deben saltar las alarmas si vemos a un niño maltratando a un animal?

R Tampoco es una relación causa-efecto porque puede ser causa de una frustración, para llamar la atención o porque lo han visto hacer en casa. No todos los niños que maltratan a un animal van a ser psicópatas, pero sí que hay que estar alerta para trabajar la empatía, que comprendan el sufrimiento ajeno.

P ¿A un psicópata

R El psicópata puro a día de hoy no tiene cura, no hay un tratamiento. No aprenden de la experiencia, no tienen interés en solucionarlo, sufren ceguera emocional. Son incapaces de sentir emociones sociales, ni siquiera el miedo. Son peligrosos aunque no todos delinquen, hay muchos integrados.

P También aumenta la violencia sobre los menores.

R Sí. Y los casos de padres que matan a los niños para provocar el mayor daño posible a la madre. Por eso siempre hay que considerar a los hijos víctimas de violencia de género si existe violencia contra la madre. Los forenses muchas veces no les evaluamos en el juzgado de Violencia contra la Mujer, falta sensibilidad. Habría que ver caso por caso si pueden compartir la custodia o tener régimen de visitas cuando hay antecedentes de maltrato para proteger a los menores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats