Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Cabañas: «Los productos enriquecidos son un engaño del capitalismo, no son más saludables»

El secretario del colegio de Nutricionistas y Dietistas de la Comunidad, advierte de que vivimos en el engaño del consumo de alimentos que empobrecen nuestra salud

Luis Cabañas: «Los productos enriquecidos son un engaño del capitalismo, no son más saludables»

¿Cuál es el mejor desayuno para niños en edad escolar?

Es más fácil definir lo que no es adecuado, más por exclusión que por inclusión. El mejor desayuno es aquel que tenga una pieza de fruta y un componente proteico que guste al niño, unos frutos secos, o huevo, y mejor sin pan blanco ni ultraprocesados.

Fruta desde buena mañana, con lo que les cuesta...

Un vaso de leche y dos piezas de fruta y cuatro nueces, o un a mouse con crudités, o una tortilla, pero nunca torreznos, ni embutidos, ni carnes rojas. Una galleta tampoco es un buen desayuno.

¿Es adecuado que tomen productos integrales

Por supuesto. Nada de jamón serrano y ketchup, ni una taza de leche con nesquik enriquecido.

¿Qué me dice de los productos enriquecidos, la leche con omega 3, con calcio?

En el 78% de los casos son grasas. No solo no aportan sino que hay estudios que demuestran que al haber retirado el componente matriz u original, hace que el resto no se absorba adecuadamente. Es mejor no desayunar cualquier cosa enriquecida sino desayunar directamente omega 3 con unas nueces. Lo más cercano al original, al producto fresco. Este año va a cambiar la legislación sobre el pan y no se podrá decir que sea integral sino hecho con harina integral. Cuando disociamos la fibra y el salvado la matriz alimentaria se rompe.

¿Y el pan, que comemos también de mil formas, con multicereales y demás?

El pan es un reclamo de salud, el mejor ejemplo del capitalismo ligado a la alimentación porque no se consume por fresco ni por saber sino enriquecido. No son más que reclamos que la agente asume como más saludables pero es sintomático de los goles que intentan marcar el capitalismo.

¿A pesar de que estamos más informados que nunca con tanta etiqueta?

Cuantas menos etiquetas, mejor. Por sostenibilidad y porque la manzana o el plátano no llevan etiqueta por definición. y por economía porque cuanto más fresco más barato. España es un país sin una fuerte legislación contra las malas intenciones de la industria alimentaria por enriquecerse. La población infantil no tiene una buena defensa ni desde las autoridades, ni por la educación de base. No s dejamos guiar más por la televisión y programas sin evidencia científica.

«Pan blanco y jamón serrano no son un buen desayuno, ni tampoco la leche enriquecida»

¿Qué ayuda ante a ese déficit?

El plan b es que todo el mundo coma mejor y para eso necesita un profesional de referencia que aclare las dudas. La población desprotegida no sabe elegir y cae en la mala praxis publicitaria. Se necesitan nutricionistas, formados con dinero público en las universidades. Pagamos los impuestos del pan y eso debe revertir en profesionales de la salud que nos atiendan. En un año, un dietista ahorra tanto en salud como lo que cuesta su formación de 4 años.

¿Qué diría un nutricionista al vasito de vino en las comidas?

La tipología más saludable es no incluir alcohol ninguno, tampoco el vasito de las comidas, nos han engañado igual que con el colesterol y los huevos. No aporta mejora alguna y hay que cambiar de perspectiva.

«Las legumbres habría que comerlas cuatro veces a las semana, y mejor los siete días»

¿Y de la dieta vegana

Son perfectamente saludables pero tampoco hay que sustituir la carne o el pesado por arroz. Mejor que se asesoren con un dietista. En lugar de más pasta y arroz, legumbres o derivados de soja, frescos y saludables para la población en general. Habría que comerlas como mínimo cuatro veces a la semana y a diario, mejor

¿Cocido a diario, dice?

En cincuenta años la población ha pasado de comer 41 gramos diarios de legumbres a 53 a la semana, un 81% de diferencia. Tiene una perspectiva social evidente por el aumento de supermercados y fácil acceso a la carne, que se considera más de ricos.

«Todo el mundo sabe comer bien, pero o cambiamos los hábitos o no habrá futuro aceptable para nadie»

Vamos muy deprisa para entretenernos con el cocido.

Es solo una percepción que la legumbre cueste cocinar. Hay mucha oferta y la cocida se hace más rápido que la carne y con menos residuos. Son botes preparados no procesados.

Conclusión, qué mal comemos ¿no?

Tenemos el extraño honor de ser el país con más sobrepeso tras EE UU y Méjico. Nos movemos menos, y el estrés implica atracar más la nevera, además de que comemos productos ultraprocesados repletos de azúcar y sal y de mala calidad. Todo se va a ir agravando. Todo el mundo saber comer bien, sabe la teoría, pero o cambiamos los hábitos o el futuro no será aceptable para nadie.

Profesionales voluntarios como «Hermano Mayor» de los alumnos

El Colegio de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad, bajo la coordinación de Luis Cabañas, secretario de la entidad, nutricionista e investigador en Valencia, ha abierto el plazo de inscripción para la primera edición del programa «HermanaDNos» en Alicante, una especie de «Hermano Mayor» o mentorización «que busca poner en contacto a los estudiantes de último curso con dietistas-nutricionistas especializados en distintos campos profesionales. «Queremos fomentar encuentros pedagógicos con el alumnado que está a punto de finalizar la carrera y piensa especializarse para contarles nuestra experiencia de forma totalmente voluntaria. Es una etapa muy convulsa en la que acechan muchos miedos e incertidumbres». Cabañas también opina que hacen falta más profesionales que impartan los contenidos más importantes de esta carrera universitaria y no solo los secundarios.

Compartir el artículo

stats