Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Vía Parque entra en campaña

Un cartel anuncia las obras de la conexión entre la avenida Lorenzo Carbonell y el Palmeral, donde se trabaja contrarreloj para acabarlas este mes

Vista del gran cartel publicitario de las obras de la Vía Parque, donde decenas de operarios ultiman los trabajos para poder inaugurar el tramo antes del 28 de abril. HÉCTOR FUENTES

La Vía Parque entra en campaña. Un cartelón que ha costado 3.000 euros y que se ha renovado recientemente preside estos días la «zona de guerra» en la que se han convertido las obras de la que está llamada a ser la tercera circunvalación de Alicante, cuando se terminen por completo y la carretera «salte» por encima de las vías del tren. En el cartel se anuncia, en caracteres bien visibles, que se trata de una obra del Plan Confianza de la Generalitat Valenciana, en concreto el tramo Avenida Lorenzo Carbonell-El Palmeral, que ha costado 21 millones de euros y en cuya ejecución participa también el Ayuntamiento de Alicante.

Junto a la estructura, operarios trabajando a ritmo frenético y la obra prácticamente acabada, con tufillo electoral pero acabada. ¿O no? José María Hernández Mata, portavoz de la Plataforma Renfe, recordó ayer lo que hace unos días expuso directamente al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con el que tuvo tiempo de departir unos minutos en un acto en la Universidad de Alicante. Le recordó que mientras no se levanten los 25 metros de vías que bloquean el paso del viario hacia el Pau 1 y la avenida de Dénia, la Vía Parque no servirá de nada.

Trampa

Es más, puede convertirse en una trampa para los cientos de conductores que lleguen a Alicante desde Elche y la Vega Baja o para los vecinos que salgan del Palmeral por una carretera nueva, para acabar 400 metros después atrapados en el cruce de la avenida Lorenzo Carbonell con la Gran Vía.

La Vía Parque forma parte del conjunto de obras que el Consell del PP incluyó en el Plan Confianza lanzado por el Gobierno del PP en 2010, en época de Francisco Camps, para financiar obras en los municipios de la Comunidad Valenciana. Plan que debía haberse ejecutado al completo este año y que el Consell decidió el pasado septiembre prorrogarlo hasta 2020 dado el bajo nivel de ejecución. Si sigue la demora y Adif no reacciona, el enlace que falta por ejecutar podría quedarse, incluso, sin financiación, a tenor de cómo mueve los proyectos el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias. La ya tristemente célebre «vía de la vagoneta» debiera haberse retirado en junio de 2013, cuando llegó el AVE. Casi seis años después ahí siguen las vías.

El Consell ha invertido hasta ahora 21 millones en la que debía ser una circunvalación urbana de la ciudad de Alicante, pero sigue sin resolverse un gran problema, su conexión con el Pau 1 y las parte del viario que sigue hacia la Universidad de Alicante, la avenida de Dénia y la Playa de San Juan.

La ejecución completa se parará en abril debido a que sigue sin resolverse el problema de las vías, o lo que es lo mismo, el cruce de los terrenos donde Adif mantiene una vía de servicio para sacar material de la estación de Alicante. Los trabajos que avanzan a ritmo espectacular llegarán hasta los terrenos de Adif y allí se pararán. A no ser que el propio Consell medie ante el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, también en precampaña electoral, para que éste ordene al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias que adelante los plazos para retirar las vías. El Ayuntamiento de Alicante asegura que Adif le ha trasladado que el proyecto se licitará este mes. Nada se sabe, sin embargo, ni de los presupuestos ni del plazo de ejecución de las obras.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats