Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Técnicos municipales constatan el riesgo de accidentes en los nuevos tramos de la Vía Parque

El Ayuntamiento envía al Consell el informe que alerta de deficiencias graves en las señales

La inauguración de los últimos tramos de la Vía Parque ha abierto una nueva polémica urbana. rafa arjones

El Ayuntamiento de Alicante remitió hace dos semanas a la Conselleria de Infraestructuras, responsable de las obras del tramo final de la Vía Parque, un informe técnico realizado por la Concejalía de Tráfico, en el que ya le advertía, según la documentación a la que ha tenido este periódico, de las graves deficiencias en la señalética de los nuevos tramos abiertos al tráfico el pasado día 8. Un viernes en el que ya hubo polémica porque la Policía Local tuvo cerrado el vial durante casi doce horas, al entender que el viario no era seguro. Finalmente, a las 21 horas se autorizó la apertura.

En el informe enviado a València destaca, tal como reveló ayer este periódico, la pésima resolución de la circulación de vehículos en la calle Rosa de los Vientos, de acceso a la salida/entrada a la Vía Parque de Elche, en la que, según los técnicos, falta marcar flechas sobre la calzada «informando de los sentidos de la circulación de los carriles, uno de los cuales es de acceso al polígono industrial. En el acceso por la calle Saturno hay que pintar una flecha delante de cada salida de vehículos para reforzar el sentido de la circulación, ya que hay vehículos que acceden a Rosa de los Vientos en dirección prohibida». El informe detectó nueve deficiencias que llegaron a los responsables de la obra el 14 de marzo, cinco días después de su apertura.

Según Tráfico, las señales colocadas en la calle Rosa de los Vientos son diferentes a la norma establecida e incumplen el pliego de Prescripciones Técnicas Particulares de Señalización Vertical de la ciudad. En general, la señalización es escasa y con flechas erróneas. «Procede realizar una adecuada señalización informativa de acceso al centro ciudad, autovía, Elche y el polígono industrial», según el informe.

En la rotonda de la calle Mare Nostrum con el camino Viejo de Elche ha quedado un cartel sin protección sobre una isleta. Debe retirarse por el peligro de colisión, añade el informe, que especifica, por otro lado, que en el acceso de la avenida Alcalde Lorenzo Carbonell a la rotonda existe una señal de «ceda el paso» en una isleta sin protección. «Sería oportuno colocar balizas de 75 centímetros de altura delimitando la isleta, conforme estaba antes de asfaltar esta zona», reza el informe.

El estudio centra los problemas de seguridad vial en la calle Rosa de los Vientos, donde también faltan señales para el carril-bici en ambos sentidos de circulación, en las dos manzanas. También se necesita marcar flechas sobre la calzada, informando de los sentidos de circulación de los carriles, uno de los cuales es de acceso al polígono industrial.

En cuanto al Camino Viejo de Elche, pasado el cruce con la calle Saturno, los técnicos alertan de que hay que pintar flechas informando de la obligación de «giro derecha» para informar correctamente del nuevo sentido de circulación, y prohibir también el aparcamiento en los accesos a naves con licencia de vado.

Por último, en el tronco principal de Vía Parque, falta una señal informativa en la entrada al camino Viejo de Elche con destino Elche, la autovía y el polígono industrial.

Quejas vecinales

Por su parte, los vecinos de la zona afectada en San Gabriel también remitieron sus consideraciones mientras se ejecutaba la obra. Según el estudio remitido, en el tramo final de la Vía Parque que desemboca en la intersección con la calle Deportista Joaquín Blume, se va a producir un aumento considerable de la circulación de vehículos, sobre todo los procedentes de los barrios Ciudad de Asís y la Florida, que, evitando la rotonda de la calle Méjico, utilizarán este tramo para salir de la ciudad en dirección a la avenida de Elche.

Por otra parte, como solo hay un único acceso al tramo nuevo, los residentes prevén que se genere un nuevo punto problemático en la intersección de las calles Ramón Gómez Sempere con Deportista Joaquín Blume, puesto que existe un ceda el paso en esta última, ya que la preferencia la tiene la primera. Además del previsible atasco, por ser el único punto de acceso desde el barrio a la glorieta, aumenta el riesgo de accidentes.

Los vecinos reclaman la construcción de un tercer carril en la calle Deportista Joaquín Blume, para hacerlo de uso exclusivo y delimitado para el tráfico que, procedente la Vía Parque, pretenda dirigirse a la avenida de Elche, sin posibilidad de entrar en el barrio desde este carril, de tal forma que no congestione el tráfico habitual del barrio. Así, la calle mantendría el doble sentido para el tráfico del barrio y añadiría un carril preferente, de sentido único, que permitiera la conexión con la avenida de Elche.

Plataforma para la Movilidad

Defraudados también con la peligrosidad de los tramos inaugurados se muestran los miembros de la Plataforma para la Movilidad Sostenible. Iñaki Malluguiza, portavoz de la plataforma, sostiene que "faltan señales tanto en el tramo entre San Gabriel y la rotonda de Puerta de Alicante. Un tramo muy peligroso y el que se podrán producir accidentes ya que no está debidamente señalizado y en la parte de San Gabriel termina en una terraplén en la sierra del Porquet". En este tramo de la vía, las señales de los carriles bici confunden. Las horizontales indican una cosa y las verticales la contraria, según Malluguiza.

Otro problema para los ciclistas se localiza en la calle Rosa de los Vientos, donde el carril-bici está marcado en el centro de una carretera de gran intensidad de tráfico en la que, además, circulan camiones de gran tonelaje. "Se necesitaría un carril segregado", apunta Malluguiza.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats