Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante deja a los «sintecho» a merced del frío y la lluvia

Las personas sin hogar de Alicante que no cuentan con una plaza en el centro de acogida pasan las precipitaciones de la jornada del sábado a la intemperie ante la falta de activación del albergue provisional

Sergio, Nah y otras personas sin hogar junto a un refugio improvisado en un lateral de la avenida Doctor Jiménez.

Sergio, Nah y otras personas sin hogar junto a un refugio improvisado en un lateral de la avenida Doctor Jiménez. Álex Domínguez

La jornada con precipitaciones del sábado dejó su lado más amargo entre los cartones que rodean las inmediaciones del Centro de Acogida e Inserción (CAI), donde un grupo de personas sin hogar pernocta de manera habitual. El Ayuntamiento de Alicante, pese a las previsiones de lluvia, no activó el albergue provisional que se habilita en el gimnasio del CAI cuando se dan condiciones meteorológicas que hacen todavía más necesario el cobijo para este colectivo.

La madrugada del sábado al viernes estuvo marcada por lluvias intermitentes. En condiciones como estas, en otras ocasiones, el Ayuntamiento de Alicante ha activado un dispositivo de emergencia para que las personas que duermen en la calle puedan pasar la noche bajo un techo, un recurso social temporal que está registrado en un convenio firmado entre la concejalía de Acción Social y Cruz Roja.

Pero el gobierno municipal, al mando del popular Luis Barcala, no habilitó sin embargo el espacio -que se encuentra vacío- del pabellón del CAI, donde camillas, sacos de dormir, kits de higiene individuales, termos, alimentación para la noche, el desayuno y la comida, dan refugio a quienes duermen a la intemperie. Decenas de personas acuden al centro en busca de un techo cuando el recurso se despliega.

Sergio y Juan Antonio son dos de las personas que echaron en falta la apertura. «Es una vergüenza que no se abran las puertas de un sitio que está vacío», critica Sergio. «Somos personas y se nos debería tratar como tal. Tenemos todas nuestras cosas mojadas», añade este «sintecho».

Una demanda habitual

El recurso que se despliega en el gimnasio se pone en marcha cuando las temperaturas descienden por debajo de los cuatro grados, habitualmente en las olas de frío que sacuden la provincia. Sin embargo, la demanda de una activación más continua viene siendo una reclamación recurrente de las personas sin hogar.

El pasado mes de octubre, varios «sintecho» desplegaron una pancarta de protesta en la puerta del CAI reclamando, entre otros, un alojamiento nocturno ante la lluvia intensa que les caía.

En aquella ocasión, aunque no estaba previsto, el Ayuntamiento de Alicante escuchó las críticas de estas personas sin domicilio y activó el operativo, al que se acogieron 17 hombres y mujeres que cenaron y durmieron protegidos.

«Tenemos que lograr cambiar este tipo de cosas. Tienen un gimnasio vacío que deberían abrir en días de lluvia como hoy», apuntó Dah, otro de los afectados. «Nuestras pertenencias están mojadas y nuestros colchones empapados», añadió este joven frente a un refugio improvisado en un lateral de la avenida Doctor Jiménez.

Este diario preguntó al equipo de gobierno municipal del Partido Popular cuál había sido el motivo de mantener sin activar el dispositivo que habilita el espacio, pero éste no ofreció respuesta. Al cierre de esta edición, y con precipitaciones presentes en la previsión meteorológica, el Ayuntamiento de Alicante tampoco ofreció información relacionada con un posible cambio de decisión y apertura del recurso durante la madrugada del domingo al lunes.

Compartir el artículo

stats