Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Alcaldía de Alicante, en el aire: Cs y PP se disputan el liderazgo del bloque de derechas

El aumento de los socialistas sería insuficiente para regresar al gobierno de la capital por la caída de los otros dos socios del extinto tripartito, Podemos y Compromís

Las espadas están en todo lo alto en la ciudad de Alicante tras el paso por las urnas del 28-A, con la cita de las generales y, sobre todo, de las autonómicas, los resultados más extrapolables para las municipales del próximo 26 de mayo. Según las papeletas de color rosa contabilizadas en una intensa noche electoral, nada está escrito en la capital alicantina. Todo puede pasar. De ahí, el nerviosismo y también la expectación que se vivía ayer en las sedes locales de los partidos. Nadie da nada por seguro.

Según la extrapolación de los resultados de las autonómicas, el gobierno municipal de Alicante a priori seguiría en manos de la derecha, pero con un cambio de cromos histórico: el despacho de Alcaldía no continuaría en manos del popular Luis Barcala -inquilino durante el último año tras la dimisión del socialista Gabriel Echávarri y el voto en blanco de la tránsfuga Nerea Belmonte (ex de Guanyar) en el pleno de investidura-, sino que tendría nueva «arrendataria», Mari Carmen Sánchez, la alcaldable de Ciudadanos en Alicante. Y es que la formación naranja aventajó el pasado domingo a los populares tanto en las urnas autonómicas (+3.816 votos) como en las generales (+4.554). Ambos partidos necesitarían, eso sí, los votos de los ultras de Vox -que podrían entrar en la corporación municipal con tres o cuatro concejales- para poder sumar mayoría absoluta.

Ciudadanos, el partido más satisfecho de la noche electoral dentro del bloque de la derecha, logró en las urnas de Alicante casi 9.000 votos más que en las autonómicas de hace cuatro años, mientras que los populares se dejaron casi 5.000 apoyos. Los ultras, de los testimoniales 800 votos que sumaron en la anterior cita con las urnas, se fueron el domingo hasta las 20.000 papeletas autonómicas en las urnas de la capital alicantina. Eso sí, lejos de sus ambiciosas expectativas.

Así, de repetirse dentro de un mes los resultados que se han dado en las elecciones a las Cortes, la derecha retendría el gobierno de la capital que logró el PP por sorpresa hace un año, pero necesitando la suma de las tres fuerzas en las que se ha fragmentado el bloque en apenas cuatro años y con un cambio de cara al mando: Barcala tendría que ceder el mando a Mari Carmen Sánchez, que vuelve a Alicante tras ser síndic de Ciudadanos en el Parlamento autonómico.

Mari Carmen Sánchez (Cs), sonríe el 28-A.Rafa Arjones

No obstante, fríos números al margen, a nadie se le escapan otros imponderables que pueden tener trascendencia en la próxima cita con las urnas. Entre ellos, la larga «campaña electoral» de la que Barcala ha disfrutado durante este último año electoral, tras acceder a la Alcaldía en abril de 2018, pese a la hecatombe que sufrió el PP en las últimas municipales de 2015, en las que cedió el gobierno local tras veinte años de gestión al pasar de 18 concejales a sólo ocho actas.

Por su parte, con los resultados de las autonómicas del domingo, la izquierda, tras un pasado mandato marcado por la debacle del tripartito en Alicante, tendría difícil acercarse a la necesaria mayoría absoluta para gobernar, pero nada está cerrado dadas las sorpresas registradas en las urnas. Del pulso entre bloques saldría victoriosa la derecha (16-13), aunque con concejales en el aire dentro de las propias extrapolaciones: uno de Cs estaría cerca de pasar a manos de Compromís. Con todo, la subida de los socialistas impulsados por Pedro Sánchez, que en estas autonómicas lograron en Alicante 13.800 votos más que hace cuatro años, sería estéril ante la significativa caída de sus exsocios de gobierno, Podemos y Compromís. Ambos perdieron votos en las dos urnas, aunque a nivel autonómico continúan siendo necesarios para darle continuidad al Botànic. En concreto, Podemos, que en un mes acude a las municipales de la mano de EU, se podría dejar la mitad de su actual representación en la corporación municipal, pasando de seis a apenas tres concejales, unas cifras que a priori podrían firmar en la sede morada. En Compromís, con las papeletas del pasado domingo, cederían un concejal: de los tres que lograron en 2015, se quedarían en sólo dos representantes.

César Sánchez junto a Luis Barcala. José Navarro

Incertidumbre

Apenas unas horas después de cerrarse las urnas, los focos ya apuntaron ayer hacia los candidatos a las municipales. Empieza el nuevo «round» electoral. El alcalde y aspirante a la reelección, el popular Luis Barcala, no puso paños calientes, en un intento de empezar a movilizar a sus bases tras la hecatombe nacional y autonómica: «El resultado no es malo, es malísimo. Es una derrota en toda regla. Hay que asumir los errores e intentar ponerles solución». Dentro de la derecha, la alcaldable de Cs, Mari Carmen Sánchez, se mostró combativa: «Los resultados de anoche marcan las preferencias de los alicantinos en cuanto a las marcas y los líderes nacionales. No obstante, será una dura campaña municipal donde pelearemos cada voto».

En la izquierda, el socialista Francesc Sanguino presumió del aumento de apoyos de su formación en las Cortes y en el Congreso: «Los resultados demuestran que hay un cambio claro de la voluntad de ciudadanía que presumiblemente es extrapolable a la ciudad, ya que el actual gobierno del PP ni ha estado ni se le espera en un año inservible». Desde Compromís, Natxo Bellido apeló a la movilización para el 26-M: «Los resultados indican que está todo abierto y que mantener la movilización progresista supondrá recuperar la Alcaldía». Por último, el alcaldable de Unidas Podemos-EU, Xavi López, apostó por restar valor a la extrapolación: «Hemos visto que, incluso en dos comicios simultáneos, los datos varían de uno a otro. Esperamos que haya un factor de proximidad de cara al 26-M y que la gente valore las propuestas de mejora y cambio para la ciudad de Alicante». Valoraciones al margen, todo está en el aire. Y más en una ciudad que lleva cuatro años en situación convulsa en su consistorio.

Los resultados de las elecciones autonómicas y generales 2019, al detalle

INFORMACIÓN te ofrece toda la información sobre las elecciones generales y las elecciones autonómicas 2019 que se celebraron el domingo 28 de abril. Desde aquí, tienes acceso directo a los resultados de las elecciones generales, así como a los resultados de las elecciones autonómicas 2019 en Valencia, Castelló y Alicante, además de acercarte los resultados de las elecciones autonómicas municipio a municipio de la Comunitat Valenciana y los resultados de las generales por localidades. También puedes consultar los posibles pactos electorales tras los comicios, tanto en España como en la Comunitat Valenciana. Toda la información de los resultados de las elecciones 2019, a un solo click.

Compartir el artículo

stats