Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camas en los pasillos del Hospital de Sant Joan

Los sindicatos critican que el centro mantiene en pleno verano 54 camas cerradas - Pacientes esperan en Urgencias 24 horas para subir a planta

Camas en los pasillos de Urgencias del Hospital de Sant Joan, en una imagen tomada a mediodía de ayer.

Camas en los pasillos de Urgencias del Hospital de Sant Joan, en una imagen tomada a mediodía de ayer. MANUEL R. SALA

Casi 24 horas para conseguir una habitación y demoras de hasta tres horas para ser atendido. Es la situación que se vivía ayer en el área de Urgencias del Hospital de Sant Joan.

Este centro sanitario, que atiende normalmente a un elevado número de pacientes, sobre todo personas mayores, ve incrementada en verano su actividad de manera notable debido a su ubicación, en plena zona de playas. Más pacientes que el resto del año, que se suman a la falta de sustituciones de médicos, enfermeros y auxiliares este verano.

El centro sanitario mantiene 54 camas cerradas estos meses por falta de personal para atenderlas. La suma de todos estos elementos provoca que en jornadas como la de ayer a mediodía, Urgencias se llene hasta la bandera. Hasta siete pacientes aguardaban en camas en los pasillos para ser atendidos, mientras la unidad de preingreso se encontraba saturada. «Mi suegra lleva desde las cuatro de la tarde del domingo esperando una habitación, pero nos dicen que el hospital está al cien por cien y no nos garantizan que hoy pueda subir a planta», señalaba un familiar a las puertas de Urgencias.

El problema, según explican trabajadores del centro, es que durante el fin de semana no ha habido suficientes altas para asumir a todos los pacientes que han llegado a través de Urgencias y que requerían de hospitalización. A primera hora de la jornada de ayer había 18 enfermos pendientes de una habitación, según especificaban las mismas fuentes. «Mi madre es enferma del área de infecciosos y necesita estar aislada. Lleva desde el domingo por la tarde en preingreso y no sabemos cuándo podrá tener una habitación», explicaba ayer la hija de otra paciente.

«El personal va loco, de aquí para allá y por todos los rincones hay pacientes», contaba otra paciente a su salida de Urgencias, quien destacaba el «trato exquisito de médicos y enfermeros, que hacen lo que pueden». Para los casos menos urgentes, las esperas alcanzaban las tres horas, según trabajadores del servicio.

El perfil de las personas que estos días acuden a este servicio es, sobre todo, de pacientes oncológicos y mayores que se descompensan de sus enfermedades crónicas. El Hospital de Sant Joan es uno de los centros sanitarios que más ancianos atiende, ya que en su zona operan hasta una veintena de residencias geriátricas.

Críticas

Desde los principales sindicatos que trabajan en el Hospital de Sant Joan critican que el centro sanitario mantenga cerradas 54 camas en plena temporada turística. «Falta personal por todos sitos del hospital. Cada vez se abren más servicios sin los trabajadores necesarios para su funcionamiento y cuando llega verano se tienen que cerrar camas porque no hay dinero para sustituir a quienes se marchan de vacaciones», señala Carmina Vañó, delegada del Sindicato de Enfermería en el Hospital de Sant Joan. Desde UGT instan a la dirección del hospital a que adopte medidas alternativas al cierre de plantas, especialmente en los meses de verano, cuando la afluencia de enfermos es mayor.

El Hospital de Sant Joan no es el único que sufre las consecuencias del aumento de población en verano y la falta de sustituciones del personal sanitario. En La Vila, los pacientes tienen que esperar hasta diez horas para ser atendidos.

El portavoz de Sanidad del PP en las Cortes, José Juan Zaplana, criticó ayer que «enfermar en verano es un riesgo para los valencianos por la falta de planificación de Sanidad». En este sentido, Zaplana ha pedido a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, que «reúna de urgencia a su equipo para planificar el nuevo curso». «El verano ha sido un desastre y ya no lo van a arreglar, pero al menos pueden sentar las bases para tener un mínimo ordenamiento», ha indicado.

El responsable de Sanidad del PP ha criticado la descompensación de la planificación entre las previsiones de vacaciones del personal sanitario y el aumento considerable de población en algunas zonas. «Es difícil compatibilizarlo, pero es que da la impresión de que ni lo intentan. Nos encontramos con una deficiencia de medios personales y técnicos en hospitales y centros de salud importante, que ponen en peligro la adecuada atención».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats