Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ábalos obvia el enlace del aeropuerto y el puerto con el Corredor Mediterráneo

El titular de Fomento ningunea las dos obras clave para la provincia de Alicante en su balance de proyectos expuesto ante los empresarios

Imagen del acceso ferroviario al puerto de Alicante en «ancho ibérico», el único que tiene. áxel Álvarez

Sin avances para el Corredor Mediterráneo en Alicante. El ministro en funciones de Fomento, el valenciano José Luis Ábalos, volvió a pasar ayer de puntillas a la hora de informar sobre los pasos que se están dando para avanzar en la construcción del Corredor Mediterráneo en Alicante. Ábalos participó en una comida de trabajo con la directiva de la Asociación Valenciana de Empresarios (Ave), a la que trasladó que el Gobierno en funciones ha licitado -a cargo de los presupuestos prorrogados de Mariano Rajoy- un total de 1.822 millones de euros en proyectos para el corredor, y anunció la licitación de un proyecto por valor de 348.455 euros para estudiar durante 24 meses la fórmula para ampliar el túnel de la Serrería de València.

Sin embargo, el ministerio sigue mudo sobre la fecha en la que el AVE llegará a Elche y Orihuela (hace justo un año en septiembre de 2018 Ábalos anunció que este verano), y tampoco tiene fecha para la llegada de la alta velocidad al puerto de Alicante mediante el polémico tercer carril. Tampoco se refirió en su comparecencia pública a la situación en la que se encuentra el estudio para conectar el aeropuerto con Alicante y Elche, dos de las grandes asignaturas pendientes de Fomento con la provincia.

Mientras, el Consejo de Ministros aprobó en su última reunión el viernes pasado licitar las obras del nuevo acceso ferroviario de mercancías al puerto de Sagunto y las mejoras de conexión al Corredor Mediterráneo por 20 millones de euros. La actuación, con un plazo de ejecución de 16 meses, comprende la ejecución de tres ramales diferenciados, en un total de 5,6 km, que confluyen y garantizan el acceso al puerto de los trenes de mercancías que provienen de Valencia y Castellón.

En cuanto al retraso de la llegada del AVE a Elche y Orihuela, desde Fomento siempre se ha achacado a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria la demora de la puesta en marcha del AVE entre Orihuela y Elche con Madrid. Adif asegura que las obras están terminadas pero desde hace meses arrancaron unas pruebas que nunca acaban y el AVE debía haber llegado este verano.

El Gobierno decidió, por otro lado, a principios de verano, a la baja, la fórmula que prevé utilizar para conectar el puerto de Alicante con el Corredor Mediterráneo. Un tercer carril que lo enlazará con la antigua línea convencional entre Alicante y Villena, según una respuesta parlamentaria a Compromís. Fomento ha encargado ya la redacción del proyecto que incluirá la electrificación y construcción del tercer carril entre Alicante y La Encina. Un desbloqueo que relega al Puerto en relación al de València y Castellón, ya que allí se hará un acceso en condiciones con doble vía y con ancho AVE desde el primer momento.

El Puerto cuenta desde noviembre de 2015 con una línea de carga entre Alicante y Madrid que opera jueves y viernes con trenes diésel. Una dotación que, al margen de haber incrementado la competividad, mejora la gestión ambiental al retirar camiones de las carreteras. Desde que se inauguró la línea con Madrid se evita la emisión a la atmósfera de 1.200 toneladas de CO2 al año.

En una primera fase, los trenes de mercancías llegarán al puerto por San Gabriel, para lo que se va a cambiar a ancho internacional el tramo entre San Isidro y San Gabriel, lo que aparca a medio plazo la retirada de las vías de la primera línea del mar, donde estaba previsto desde principios de legislatura la prolongación del paseo marítimo que arrancaba en la Playa de San Juan y que sigue sin arrancar.

Fomento tiene decidido que todos los puertos afectados por la mejora del Corredor Mediterráneo (pasajeros y mercancías) dispongan del acceso al eje con un tercer carril, una infraestructura clave en València (factoría Ford de Almusafes) y Castellón, puerto que mueve 21 millones de toneladas al año, pero que en Alicante se circunscribe, en estos momentos al movimiento de contenedores, y una cantidad residual de mármol. A Alicante no llegan coches, productos petrolíferos, productos siderúrgicos y bobinas de papel, mercancías clásicas de los trenes cargueros.

La falta de una buena conexión ferroviaria del Puerto con Europa provoca unos sobrecostes de 12 millones de euros al año a las empresas exportadoras, que optan por la carretera, bien para llegar a los destinos o para llevar las mercancías a otros puertos como València o Algeciras.

El contar con un buen enlace del puerto en ancho internacional con el Corredor Mediterráneo es una de las grandes asignaturas pendientes del proyecto, tanto para el Ministerio de Fomento como para la propia CE, que fue la primera que dejó al Puerto fuera de las redes transeuropeas de transporte por su bajo nivel de movimiento de mercancías. Decisión que en los tiempos del Gobierno de Rajoy dejó sin enlace ferroviario a Alicante.

Fomento asegura, según el ministro José Luis Ábalos, que el Gobierno lleva invertidos en total 9.129 millones de euros en el sector ferroviario, lo que representa un 66% de todo lo licitado por el Ministerio desde que tomó posesión el presidente Sánchez. Ábalos subrayó ayer en València que la inversión de 1.822 millones en el Corredor Mediterráneo representa un gasto de cuatro millones de euros al día y, en términos porcentuales, se ha destinado al mismo el 13% de toda la licitación del ministerio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats