30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 2% de los escolares sufre desviación de columna por el peso de la mochila

Traumatólogos y fisioterapeutas alertan de los problemas de espalda que generan en los niños las cargas excesivas que soportan todos los días

El 2% de los escolares sufre desviación de columna por el peso de la mochila

El 2% de los escolares sufre desviación de columna por el peso de la mochila

El 2% de los escolares sufren escoliosis, o lo que es lo mismo, desviación de columna, mientras el 4% presenta la enfermedad de Scheüermann o «chepa» amén de contracturas musculares y diversos dolores de lumbares, dorsales y cervicales. Y todo ello por el excesivo peso de las mochilas con las que van todos los días al colegio.

Desde Primaria los niños llevan de media 3,2 kilos, cifra que se incrementa en la ESO hasta los 4 y 5 kilos para alcanzar los 7 el Bachillerato. A estas cargadas mochilas deben sumar al menos dos días a la semana otra bolsa con la ropa de deporte para Educación Física.

«Llevar más allá de tres kilos a la espalda es antifisiológico y genera malas posiciones posturales que derivan en problemas y enfermedades», asegura el traumatólogo del Hospital General de Alicante Pedro Gutiérrez. «Todas las semanas vemos dos o tres casos cada uno de los traumatólogos del hospital de niños con dolores o problemas de espalda que derivamos a rehabilitación», alerta este profesional. Y es que, según explica, «cualquier peso que llevemos a la espalda nos obliga a echar la parte de la cabeza y el torso hacia delante. Cuanto más peso y más tiempo mayor es esa postura forzada», añade. «Aparte de escoliosis y Scheüermann vemos dorsalgias, lumbalgias, cervicalgias y contracturas muy a menudo», apunta este traumatólogo. «El cuerpo tiene memoria y empezamos a ver casos a partir de los 10 años», advierte este especialista.

Por su parte, la fisioterapeuta de Vithas Sara San Cristóbal asegura que la escoliosis es tan frecuente que en la clínica ya están montando una unidad específica para tratarla en niños. «Vienen con frecuencia a fisioterapia y el peso de las mochilas por supuesto que influye, además de la forma de llevarlas. Pero también hay que estar alerta con el colchón en el que duermen los niños y las posturas que adoptan cuando se sientan para estudiar o a ver la tele», precisa San Cristóbal.

En cuanto a las mochilas, esta fisioterapeuta recomienda que el peso que lleven los niños no supere entre el 10 y el 15% de su peso corporal. Además, hace hincapié en la forma de llevarlas. Si se trata de una mochila convencional, explica, es importante ajustarla debidamente a la espalda y tratar de que las asas sean anchas y acolchadas. Nada de llevarlas sobre un solo hombro. A priori «puede parecer que las de ruedas son menos perjudiciales, pero también hay que tener en cuenta que si siempre se llevan con la misma mano pueden producir asimetrías en la espalda y problemas en la muñeca, sobre todo si se suben y bajan escaleras y aceras».

El presidente de la FAPA Enric Valor considera una «barbaridad» el peso que llevan los niños. «En la era digital no se entiende que tengan que transportar cada día tal cantidad de material. Tampoco sé por qué los niños de Primaria necesitan tantos libros», critica.

Compartir el artículo

stats