30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

5 minutos por paciente en Oftalmología

Sanidad obliga a los especialistas a atender a más enfermos por consulta para que no aumenten las listas de espera

Un paciente se somete a una exploración oftalmológica, en una imagen de archivo.

Un paciente se somete a una exploración oftalmológica, en una imagen de archivo.

A destajo. Así van los médicos de los centros de especialidades estos días, con un ritmo de trabajo que se asemeja mucho al de sus compañeros de los centros de salud. Un ejemplo es Oftalmología del centro de especialidades de Babel, donde las agendas de los médicos llegan a tener hasta 40 pacientes citados, uno cada cinco minutos. Pero el problema no se limita solo a Oftalmología y es extensivo a otras especialidades, como Traumatología o Dermatología, según advierte Víctor Pedrera, secretario provincial del Sindicato Médico.

Los centros de especialidades de la ciudad de Alicante han estado cerrados por las tardes desde el 15 de julio al 15 de septiembre ante la falta de sustituciones de los médicos que están de vacaciones. Ahora se intenta paliar la gran lista de espera de pacientes que se ha generado en este parón estival, pero buena parte de la plantilla -casi un tercio- sigue aún de vacaciones durante este mes de septiembre, por lo que el resultado son agendas sobrecargadas y una lista de espera que va aumentando.

Pero al margen del incremento de la actividad asistencial propio del otoño, el Sindicato Médico y los propios especialistas denuncian que la Conselleria de Sanidad está obligando a aumentar el número de pacientes que son derivados desde los centros de salud a los especialistas con el objetivo de reducir la lista de espera. «Esta es una solución fácil, en la que se traslada un problema de la administración a los médicos, en lugar de abordar el problema de base, de la falta de recursos», según denuncia Víctor Pedrera, secretario provincial del Sindicato Médico.

Aunque en estos momentos es la atención primaria la que está en el centro del debate por el excesivo cupo de pacientes por médico y el poco tiempo que tienen para atenderles, la de la atención especializada también es una olla a presión. Un ritmo de trabajo que apenas deja tiempo para poder hacer una exploración en condiciones. «El mayor perjuicio es para el paciente, al que por la falta de tiempo de los profesionales obligamos a volver para nuevas valoraciones, con el retraso en el diagnóstico que esto conlleva», lamenta uno de los especialistas afectado por esta sobrecarga de trabajo.

Falta de médicos

Uno de los factores que está detrás de situación es el envejecimiento de la población. Cada vez hay personas que viven más años, pero que al mismo tiempo sufren un mayor número de enfermedades y por tanto requieren ser vistos por un mayor número de especialistas. Más demanda con unas plantillas de médicos que se mantienen congeladas desde hace años y con una falta de especialistas en un buen número de campos. Respecto a las listas de espera, las mayores demoras en el departamento del Hospital General de Alicante se registran estos días en Urología y Rehabilitación, donde ayer se citaba a los pacientes en primera consulta y en aquellos casos que no son urgentes o preferentes para el mes de marzo. Un reciente informe del sindicato CC OO pone de manifiesto que en el Hospital General de Alicante, el de mayor tamaño de la provincia, hay cerca de 12.000 pacientes pendientes de ser atendidos en la consulta del especialista.

En el vecino departamento del Hospital de Sant Joan la lista de espera más abultada es la de Digestivo, con pacientes que están siendo citado para el mes de febrero, según datos proporcionados por el Sindicato Médico.

La pesadilla de la Conselleria de Sanidad

La reducción de las listas de espera se ha convertido en el gran caballo de batalla de la Conselleria de Sanidad. La consellera Ana Barceló ha anunciado un nuevo plan para terminar de una vez por todas con esta lacra. Un plan que contempla seguir colaborando con las clínicas privadas a través del Plan de Choque, así como aumentar los incentivos para que los médicos operen de tarde.

160.000 consultas más en el último año

Los centros de especialidades de la provincia han aumentado su actividad con unas plantillas congeladas

En el último año, según se recoge en la memoria del Comité Económico y Social de la Comunidad Valenciana, los centros de especialidades de la provincia de Alicante han atendido entre primeras visitas y sucesivas, 160.000 consultas más. Médicos y sindicatos sostienen que se está produciendo un aumento de las constas con los especialistas para rebajar así la demora que hay actualmente para conseguir cita con un especialista. No obstante, fuentes sanitarias alertan del doble filo que puede representar esta medida para las cuentas de la administración. Por un lado baja la espera para ir a consulta, pero por otro aumentarán los pacientes que entran en lista de espera para ser operados una vez que han sido vistos por los especialistas.

«El problema surge cuando, a pesar de la buena voluntad de los profesionales sanitarios, la medida no es efectiva», critica Víctor Pedrera, secretario provincial del Sindicato Médico.«Evidentemente reducir el tiempo dedicado a un paciente no es resolutivo, porque además crea un carga de trabajo y un estrés innecesario en el profesional, con la consecuente tensión laboral que dificulta su buen hacer, en el que prima el número de pacientes visitados, más que la calidad y atención dedicada a este»

Según la memoria del Comité Económico y Social, en los centros de salud la actividad también ha ido en aumento y se han atendido en la provincia de Alicante 154.395 consultas más que un año antes.

Compartir el artículo

stats