Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del tirón de películas como Billy Elliot a las burlas al príncipe Jorge de Inglaterra

El filme y ahora el exitoso musical despiertan la curiosidad de los pequeños por esta disciplina

Más que una moda pasajera, películas como Billy Elliot o Yuli consiguen atraer a muchos pequeños hasta el baile. «Sí que notamos que cuando se estrenaron, hubo un repunte de niños que se apuntaron a clase», afirma Sonia González.

El filme trata de un niño nacido en una ciudad del norte de Inglaterra en la que los hombres practican el boxeo y trabajan en la mina. Pero a Billy no le gusta boxear y, en cambio, se queda prendado del ballet. A escondidas de su padre, cambia los guantes por los pasos de baile. Cuando su progenitor se entera, monta en cólera y le prohíbe continuar. Pero la perseverancia y con la ayuda de una profesora, logra cumplir su sueño.

Casi veinte años después del estreno de la película, el musical se escenifica en los principales escenarios del mundo.

Por otra parte, este verano se produjo una polémica tras burlarse Lara Spencer, una conocida presentadora del programa Good Morning America, del príncipe Jorge, hijo de los duques Guillermo y Kate, por recibir clases de ballet. Spencer, tras el aluvión de críticas recibidas, dio marcha atrás, pidió perdón e incluso llevó al plató a bailarines para que explicaran sus experiencias.

Aún así, unos 300 bailarines ocuparon el icónico Times Square de Nueva York y danzaron juntos en protesta por las palabras de la presentadora.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats