Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los británicos convierten el aeropuerto de Alicante-Elche en líder de España en pasajeros conflictivos

El Altet dobla al de Barajas en número de denuncias de viajeros peligrosos. Las principales incidencias: exceso de alcohol y conductas inapropiadas

Un hombre en la terminal del aeropuerto.

Un hombre en la terminal del aeropuerto. Jose Navarro

Imagínese que vuela en un avión con destino al aeropuerto de Alicante-Elche para pasar unas tranquilas vacaciones o para cerrar el contrato de un negocio. Imagínese que en un momento dado unos británicos, con unas cantidades de alcohol en vena más allá de lo aconsejado, empiezan a subir el tono de voz, gritar y molestar, mientras los tripulantes intentan contener semejante comportamiento.

Este tipo de incidentes ocurre con más frecuencia de la deseada on más frecuencia de la deseada en los veinticuatro aeródromos españoles, con 760 casos hasta el 31 de octubre, según la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). El primer puesto del podio lo ocupa El Altet, que ha registrado185 denuncias, seguido del de Palma de Mallorca (165) y de Madrid-Barajas, muy a lo lejos con 94.

Por nacionalidades, los británicos, principal mercado de turistas en la provincia, donde desembarcan más de cuatro millones de turistas cada año, son los más conflictivos de largo, con 163 denuncias de un total de 216. El resto están a muy larga distancia, como son los propios turistas nacionales (8), seguidos de los italianos (7).

La AESA considera como comportamiento «disruptivo-inadecuado-conflictivo de los pasajeros» el que puede provocar el desvío de una aeronave y, por extensión, afectar la seguridad.

El aeropuerto no es únicamente líder en número de pasajeros conflictivos, ya que también es donde se han desembarcado más pasajeros disruptivos este año: 31, seguido de Barajas con 30 y de Málaga con 14.

Temporada alta

La época del año en la que se producen más comportamientos inadecuados es en la que hay más tráfico aéreo y movimiento de turistas, esto es, en la temporada alta, desde Semana Santa hasta el final del verano.

La Agencia Estatal ha lanzado un vídeo para prevenir a los pasajeros sobre las consecuencias de tener comportamientos inapropiados durante los vuelos, con el objetivo es que lo difundan las compañías aéreas más afectadas por este tipo de incidentes, como es el caso de las que operan en El Altet.

Las conductas conflictivas pueden acarrear multas de hasta 5.000 euros y, en el caso de que la gravedad suponga la desviación del vuelo, el coste lo tendrá que asumir el pasajero, según confirma AESA. De hecho, desde 2017 hasta el primer trimestre de este año, ha sancionado a 729 personas, por un importe total de 580.300 euros.

El vídeo, en español e inglés, será divulgado en el Reino Unido, el país con el mayor número de pasajeros denunciados por este tipo de comportamiento en el total de aeropuertos, con 311, seguido por los españoles (153) y los alemanes (103).

Además, se ha compartido con el resto de las autoridades de los países europeos con los que AESA colabora, como es el caso de los países miembros del grupo de trabajo sobre «Pasajeros Disruptivos» de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, «para identificar y desarrollar nuevas estrategias que puedan minimizar la frecuencia de estas ocurrencias».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats