Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Eligen el centro como zona de ocio y quieren echar a los vecinos»

Los vecinos del centro tradicional que han ganado judicialmente su denuncia por vulneración de derechos fundamentales quieren que cuanto antes se declare la zona acústica saturada

«Eligen el centro como zona de ocio y quieren echar a los vecinos»

«Eligen el centro como zona de ocio y quieren echar a los vecinos»

Piden que se establezcan, como ordena la juez, las limitaciones y medidas necesarias para la recuperación de los niveles sonoros previstos por la normativa.

P ¿Se puede alcanzar algún acuerdo en este conflicto?

R ¿Acuerdo? Acuerdo es el cumplimiento de la ley, de las ordenanzas y ahora de una sentencia. Dentro de la ley, lo que quieran.

P ¿Qué medidas correctoras consideran los vecinos que se deben implantar?

R Lo que siempre hemos pedido. Reducción de espacios y de horarios hasta las doce de la noche, doce y media en verano, cosas normales para los veladores. Habrá otros sitios donde puedan ponerse hasta las tres de la mañana porque no molesten a nadie. Ya somos bastante tolerantes no solo con las fiestas tradicionales, sean oficiales o no, y aparte tenemos que soportar un ruido que nos regalan los fines de semana, que queremos que se ajuste a la ley. Nada más. El tripartito dijo que iba a cumplir las ordenanzas y todavía estamos esperándolo.

P ¿Cuánto tiempo llevan luchando por la aplicación de medidas contra el ruido

R Ya hicimos un informe pericial que decía que era zona acústicamente saturada cuando había la mitad de comercios y de locales de ocio. Seis años después, ¿qué se puede negociar? No lo entiendo. Es una zona delimitada, muy clara y específica, que controlan dos o tres grupos de ocio que no tienen nada que ver con la hostelería en general ni con el turismo en Alicante, que están mezclándose entre ellos con la masificación que atraen ciertos locales de ruido. Una tienda de pizzas a trozos no es hostelería, es para alimentar a la gente que sale de fiesta. Eso parece una fiesta romana, desde las doce del mediodía hasta las 7.30 de la mañana. Y luego empiezan los camiones de la limpieza para recoger toda esa porquería.

P ¿No se puede vivir entonces?

R Quieren que nos vayamos porque lo han elegido como una zona de ocio cuando lo que hay que sacar son las discotecas y los locales de ruido de los centros residenciales. No es un problema solo de Alicante, es de muchas ciudades, pero aquí es por tres.

P Los locales de ocio cuestionan el informe del perito que encargó la juez...

R El informe del perito, de 600 folios, es de dos años. No se basa en un día determinado. Se adjuntó una medición que no tiene nada que ver con la pericial, que hizo la Policía un día de Hogueras en la casa de una vecina en Gabriel Miró, donde se montó una discoteca, y dio 78,5 decibelios en su habitación de descanso. En Guantánamo les ponen 80.

P ¿Cómo influye el ruido en la vida diaria de los vecinos?

R Hay gente que se ha tenido que ir fuera, gente a la que se la han tenido que llevar en ambulancia con ataques de ansiedad. Una gran cantidad de comercios presentó quejas antes de cerrar. Todo eso se ha ocultado. Las tiendas que tenían cuatro empleados han sido sustituidas por bares con uno entre semana y tres los fines de semana por horas y a saber si contratados porque una inspección de Trabajo nunca ha pasado por ahí. ¿Alguien puede creer objetivamente que en cinco calles hay 2.000 personas trabajando? Las cosas de calidad nunca se van a perder. El peso económico lo perderán las superdiscotecas y cualquier local al lado de ellos.

Compartir el artículo

stats