Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cs forzará a Barcala a comprometerse a no bloquear el Presupuesto

La formación naranja pretende que su socio de gobierno deje por escrito los pactos que alcancen durante la negociación de las cuentas

La vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez (Cs), y el alcalde, Luis Barcala (PP), durante un reciente pleno.

La vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez (Cs), y el alcalde, Luis Barcala (PP), durante un reciente pleno. Pilar cortés

Ciudadanos, en su decidido objetivo de dar un paso al frente en el día a día del gobierno municipal, de dejar de ser una marioneta en manos del PP como se han sentido durante estos primeros cinco meses de ejecutivo, pretende que los compromisos que alcancen con los populares durante la negociación ya iniciada para los Presupuestos municipales de 2020 (si las conversaciones llegan a buen puerto) queden negro sobre blanco. Y no solo en el documento técnico en el que se recogerán todas las partidas, de gastos e ingresos, que en total superarán los 260 millones de euros y donde se verán incrementadas las inversiones en unos cinco millones. La formación naranja persigue que ese compromiso quede por escrito y que esté firmado por el alcalde, Luis Barcala, emulando así al pacto de gobierno que suscribieron ambos socios tras las elecciones municipales del 26 de mayo y que certificaron la continuidad del popular al frente de la Alcaldía de Alicante.

En ese documento de compromisos políticos, Ciudadanos tiene previsto incluir la supresión del Patronato de la Vivienda (una iniciativa que defendió el gobierno del PSOE durante la etapa del tripartito pero que no se acabó de certificar), una reordenación completa de las concejalías para acabar con el actual «reino de taifas», incluyendo una modificación profunda de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento de Alicante, además de un acuerdo firme de impulsar durante este mandato un palacio de congresos para la ciudad, que pese a ser una capital turística carece de una instalación que ha sido promesa política desde hace décadas. En Cs también reclaman más partidas y más personal para las áreas que gestionan en el Consistorio (Turismo, Urbanismo, Cultura, Deportes e Igualdad), ya que la mayoría se encuentran a la cola en fondos.

En Ciudadanos, donde no sentó nada bien que Barcala decidiera unilateralmente recurrir (y sin avisar) la sentencia del ruido que enfrenta en la práctica a vecinos del Centro Tradicional con la hostelería y los locales de ocio, empiezan a no confiar en la palabra de sus socios. A tener serias dudas. Así que a partir de ahora quieren dejar todo por escrito, para que en caso de incumplimiento de los compromisos adquiridos por parte de los populares tengan pruebas documentadas, que no todo quede en conversaciones a nivel interno.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats