Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"En Alemania aún perdura el cliché de que los españoles son muy religiosos"

Marc Dugge ofreció días atrás una conferencia en el restaurante El Maestral invitado por el Rotary Club de Alicante

Marc Dugge

¿Cuántos años lleva trabajando en España?

Llevo cinco años y tres como presidente del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. Tenía 38 años cuando vine. Para mí fue un encanto. Estaba super contento de irme a España, porque era un país que me interesaba y siempre me había atraído. Fue un regalo venir aquí a vivir.

¿Españoles y alemanes somos tan distintos?

Las mentalidades son distintas. Tenemos mucho en común, eso también es verdad, pero el ritmo de vida es muy diferente. Lo que te llama más la atención inmediatamente son las horas de comer o cenar, pero me he adaptado, no me costó mucho. Pero cuando llegué a vivir aquí esperaba que las diferencias iban a ser mayores, y no es así. Las cosas funcionan mejor de lo que pensaba. Había compañeros, incluso españoles, que me decían que me iba a tirar mucho tiempo para tener, por ejemplo una línea de teléfono móvil, y no es así. Inmediatamente la tenía.

¿Qué tópicos tienen los alemanes sobre los españoles?

Hay clichés que aún perduran. Por ejemplo, que a los españoles les encanta salir, estar en la calle, la una vida social... eso es verdad y me gusta. Pero también que los españoles son muy religiosos, muy católicos y no lo veo así. En su momento llamó la atención que el matrimonio gay saliera adelante en un país tan católico. España es un país con muchas facetas y contradicciones.

¿Qué anécdotas destacaría de las noticias que ha cubierto en nuestro país?

Una de las cosas más bonitas en España me parece el gordo de Navidad. Siempre estoy pendiente. Hace dos años tocó en Madrid y fui a la administración en la que había muchos ganadores. Me gustó hacer aquellos directos. Estaba emocionado por la gente. Un senegalés que llegó a España y no tenía nada... me emocionó mucho.

Una las últimas noticias destacadas que ha cubierto ha sido la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, ¿qué le pareció este acontecimiento?

El franquismo y lo que queda de él es algo que interesa a los alemanes. Tenemos una historia parecida y es muy interesante cómo la sociedad española trata este tema 40 años después. Cuando he llevado a amigos o familiares al Valle de los Caídos y me preguntaban cómo era posible aquello, siempre contesto que la de España y Alemania son historias distintas. Una guerra civil, en nuestro caso una guerra mundial, un dictador que allí se suicidó y aquí murió en la cama... Eso refleja muy bien cómo trata una sociedad a su pasado y si se enfrenta al pasado o no porque duele todavía.

Acabamos de celebrar unas segundas elecciones y no se puede descartar que vayamos a unas terceras, ¿qué le parece el lío político que tenemos?

Da mucha pena. En principio me gustó que hubiera un parlamento más diverso, pero todo se ha vuelto más complicado. Antes de estas últimas elecciones me costó entender por qué no se podían ponerse de acuerdo. Las animadversiones entre los políticos impidieron que hubiera un gobierno cuando hay tantas cosas tan urgentes: caja de pensiones, Seguridad Social, cambio climático.... suena un poco raro, pero Europa necesita una España fuerte, que es capaz de actuar, que se impone y tiene sus iniciativas.

¿Es fácil trabajar como periodista en España?

Si. La Policía y la Guardia Civil siempre dispuestos a ayudarte. Están muy bien organizados. Hay libertad de prensa total, eso por supuesto, y mucha gente que te facilita las cosas. Nunca he tenido problemas. Otra cosa es si te expones con tu puntos de vista a través de twitter, eso tiene reacciones. A veces lo veo cuando mis compañeros ponen cosas sobre Cataluña.

¿Cómo se ve en Alemania lo que está ocurriendo en Cataluña?

En un primer momento, muchos alemanes no lo tenían claro: ¿es legítimo? ¿por qué no les dejan votar? Luego, con el tiempo la gente vio que la cosa es mucho más compleja de lo que parece. Ahora mismo las imágenes de violencia de las últimas semanas tienen un impacto allí, también para los turistas, que les provoca miedo. Yo trato de contar que eso pasa, pero tres calles más allá tienes a la gente en los bares tomando su caña. Pero es un tema que cuesta entender desde fuera.

¿Qué opina de la irrupción de Vox

Me sorprendió. Hace dos o tres años, cuando nos preguntaban por qué no hay un partido de extrema derecha en España, respondíamos que no ha pasado mucho tiempo desde el franquismo y que los españoles son aún muy excépticos a la extrema derecha y no hay un problema de inmigración fuerte. Vox es distinto de la extrema derecha alemana. En Alemania están más centrados en la inmigración. Vox también, pero sobre todo es la unidad de España y eso atrae mucha gente. Esas imágenes de Barcelona con las barricadas quemadas han ayudado al éxito de Vox. Pero hay que esperar a ver cómo evoluciona. En Alemania la gente no le daba mucha importancia a la AFD, pero han podido crecer en el este del país gracias a fondos y ayudas y puede pasar eso aquí también.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats