Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lluís Bonet: «Estamos estancados, la enseñanza en Matemáticas no ha avanzado en 40 años»

El profesor asegura que trabaja el doble para no privar a sus alumnos de las últimas tecnologías en el aula.

Lluís Bonet, en una de sus clases de Matemáticas en el Instituto Mare Nostrum de Alicante. rafa arjones

¿Qué ha tenido que hacer para ser el único profesor de instituto de la Comunidad que figura entre los diez finalistas del premio al mejor docente en toda España?

Lo proponen las familias y los alumnos y se valoran items que el profesor haya trabajado el curso anterior, como la calidad docente y satisfacción del alumnado, investigación y su transferencia en publicaciones, la proyección en la sociedad, la formación y el reciclaje de conocimientos, o la innovación y transmisión de valores.

¿Cuántos han sido propuestos como usted?

Había 715 propuestas de profesores de toda España, se escogieron 50 en una primera criba y para la final quedamos diez. Estar ahí es muy bonito por cuantos están detrás y a mi lado, las familias y alumnos y la Sociedad de Matemáticas de la Comunidad. Es un premio para todos.

Los resultados PISA en Matemáticas no han dejado bien parada a la Comunidad, ¿a qué lo achaca?

Hace tiempo que desde la Sociedad de profesores de Matemáticas venimos diciendo que en lo que respecta a nuestra asignatura estamos estancados. En clase se da mucha teoría, en eso no hemos cambiado desde hace más de 40 años y parece que no evolucionamos en la línea de lo que es PISA, el trabajo con competencias, que los alumnos comprendan la resolución de problemas y puedan aplicar lo que aprenden en la vida cotidiana, y no lo hacemos.

¿Por la carga docente o es que no está en el currículum?

Está en el currículum pero no se trabaja en el aula y si el alumnado no se acostumbra a trabajar de esa manera, cuando llegan ese tipo de pruebas no saben cómo aplicar la teoría.

¿Cómo se explica que en Galicia sí lo hagan, a tenor de sus mejores resultados?

Se necesita cambiar la metodología y no voy a negar que para eso es muy importante la ratio. Si nos dieran a elegir entre bajar una hora de clase o el número de alumnos, hablando con otros compañeros todos prefieren bajar la ratio. Nuestro deseo es trabajar mejor con los chavales para sacar el máximo provecho y que aprendan lo más posible.

Los expertos sostienen además que la formación permanente del profesorado es fundamental.

Uno no debería dejar nunca de aprender, es mi máxima como docente. En nuestra materia, si no te reciclas no va bien la cosa. Con la cantidad de recursos que tenemos en Matemáticas, calculadoras gráficas y app, si no te formas difícilmente podrás usarlo en el aula y es triste que se lo pierdan los alumnos.

Aparte de que no llegarán al nivel ¿Cómo trabaja usted en el aula?

Las cosas están cambiando y es fundamental que los chavales lleguen más lejos. Intento introducir esas metodologías y las TIC, porque a los alumnos les gusta y ven las Matemáticas desde otra perspectiva más divertida y dinámica. Intento sacar de ellos toda la creatividad posible y tengo la ventaja de la continuidad que en un centro es muy positiva. No es lo mismo si vas de un centro a otro, influye mucho en la calidad educativa.

¿Qué le provoca unos resultados tan malos que les meten a todos en el mismo saco?

Mucha pena, los de Matemáticas parece que tenemos la peor prensa y no beneficia porque hay necesidad de que la gente estudie carreras tecnológicas y matemáticas, no solo para la docencia sino a nivel del mundo empresarial en general. Mi deseo es que no tuviéramos ese cartel, que los alumnos aprendieran más, se apasionaran y salieran nuevas vocaciones.

¿Por qué no se cumple el currículo?

Las muchas reformas políticas cambian nombres pero no acometen el problema con seriedad, ni se nos tiene en cuenta, cuando se han elaborado informes desde la sociedades y federaciones de Matemáticas con las ideas.

¿Las traslada a sus clases?

Intento implementarlas pero no se tiene en cuenta porque las pruebas de acceso a la Universidad las controlan desde arriba, y si no implementan los cambios difícilmente mejorarán los resultados. Tampoco nos fijamos en el nivel de nuestros vecinos y su trabajo. Francia, Alemania y Portugal lo hacen de otra manera con mejores resultados, usan calculadoras gráficas como herramienta obligatoria y aquí, como luego las prohíben en las pruebas de acceso, el profesorado no practica en el aula. Te obligan a trabajar el doble, pero lo hago a gusto porque no voy a privar a mis alumnos de llegar más lejos. Les digo que el conocimiento está ahí y que cuando sigan con los estudios irá saliendo. Es positivo e importante que trabajen con la calculadora.

¿Es posible que no se haya cambiado en más de 40 años?

Incluso diría que hemos ido para atrás en algunos aspectos. Había más horas de Matemáticas. Es importante resaltar que en segundo de ESO se dan tres horas y no cuatro como en el resto de los cursos.

¿Cómo reorganizaría usted las horas?

En Francia los que eligen el Bachillerato científico-tecnológico dan hasta siete horas de Matemáticas, aquí son cuatro. Allí salen predispuestos a esos estudios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats