Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienzan los trabajos previos para el desmontaje y traslado de Torre Placia

La empresa adjudicataria desbroza la parcela y realiza las prospecciones arqueológicas en el solar donde está ubicada la construcción defensiva

Maquinaria de desbroce, ayer, junto a Torre Placia.

Maquinaria de desbroce, ayer, junto a Torre Placia. j. h.

La empresa Estudio Métodos de la Restauración, adjudicataria del contrato para el traslado de Torre Placia por 1,4 millones de euros, ha iniciado los trabajos previos para el desmontaje de la construcción defensiva y su posterior traslado desde su actual ubicación, en la calle Clara Campoamor, a su nuevo emplazamiento, una parcela de propiedad municipal cercana, calificada como de equipamiento cultural, entre las calles Conrado Albaladejo y Juana Francés, en la Playa de San Juan, a unos 500 metros de distancia.

Estos trabajos previos consisten en el desbroce del solar original de la torre y las prospecciones arqueológicas, así como los preparativos en la nueva ubicación, una tarea programada hasta el 30 de diciembre.

El concejal de Urbanismo, Adrián Santos, de Ciudadanos, destacó cuando se adjudicó el contrato, el pasado mes de octubre, la prioridad que para el equipo de gobierno supone la conservación de Torre Placia como bien protegido al formar parte del conjunto arquitectónico de las Torres de la Huerta, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

El cambio de ubicación de Torre Placia se decidió tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), de septiembre de 2004, que anuló la licencia de edificación otorgada a una cooperativa de viviendas en el entorno de la construcción defensiva. El auto de ejecución suponía la demolición de once viviendas próximas.

La decisión de mover el monumento a otro emplazamiento cercano evitó la desaparición de las viviendas colindantes, los bungalows construidos a menos de 25 metros con permiso municipal desde el año 2000, y que la sentencia del TSJCV obligaba a derribar si no se trasladaba la torre cuya construcción data del siglo XVI.

Para poder realizar el traslado el Ayuntamiento adquirió Torre Placia (el inmueble ya está inscrito a su favor en el Registro de la Propiedad desde diciembre de 2017) e inició el procedimiento para la contratación de la redacción del proyecto y la posterior ejecución de las obras de traslado.

1,7 millones

La torre defensiva costó 1,7 millones de euros, un precio previamente pactado con los propietarios, y su adquisición fue aprobada cuando aún gobernaba el tripartito de izquierdas.

El Consejo de Ministros aprobó la autorización para el traslado de esta construcción defensiva por decreto el 12 de mayo de 2017.

Santos destacó la importancia de que Torre Placia se ubique en un lugar cercano a su actual emplazamiento para que esté libre de un entorno edificado, permitiendo así su puesta en valor. La empresa adjudicataria dispone de un plazo de ejecución de tres meses para hacer efectivo el traslado de la torre defensiva.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats