Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Presupuesto solo incluye un tercio del coste total de rehabilitar Luceros

Los socios de gobierno municipal pactan destinar 100.000 euros para unos trabajos que el edil de Cultura estima que costarán unos 300.000

Los cajones volvieron a Luceros para las mascletás de las fiestas y fueron retirados el miércoles. Pilar Cortés

Una partida insuficiente para la rehabilitación de Luceros. El bipartito, integrado por el PP y Cs, ha pactado incluir en el borrador del Presupuesto municipal unos 100.000 euros para hacer frente a los trabajos de rehabilitación de la emblemática fuente, que se esperan que se acometan después de las fiestas de Hogueras de 2020.

Según confirman fuentes municipales, las cuentas pactadas entre los socios del gobierno, que ahora se abrirán a la negociación con los grupos de la oposición, cuentan con 100.000 euros para la rehabilitación de Luceros, pese a que el concejal de Cultura, Antonio Manresa (Cs), ha repetido en los últimos meses que los trabajos tendrán un coste que rondará los 300.000 euros. Es decir, si no se producen cambios de última hora o si la oposición no fuerza posteriormente a ampliar la cantidad presupuestaria, las cuentas municipales de 2020 registrarán un tercio del coste total de la rehabilitación.

Nada se sabe de cómo se plantea el bipartito completar el coste integral de la obra sobre el monumento de Bañuls, que hace tres días volvió a quedar al descubiero tras retirarse los cajones que se colocaron por las mascletás de las fiestas de Navidad, que el PP recuperó tras el fiasco de las luces de Navidad, pese a la protesta de una treintena de personas y a que en un primer momento decidió eliminar los disparos de la agenda amparándose en la complicada situación que atraviesa la plaza, necesitada de una urgente rehabilitación.

Los 100.000 euros incluidos en el Presupuesto de 2020 están pendientes de las negociaciones entre el gobierno y la oposición, que se espera que arranquen la próxima semana, aunque todavía no hay fecha oficial. Respecto a esas conversaciones, Barcala se negó ayer a atender la condición del PSOE para sentarse en la mesa. El alcalde rechazó la exigencia de los socialistas de que el bipartito aparte a Vox de las negociaciones de los Presupuestos municipales. Lo hizo, además, considerando esa propuesta como una «excusa» y recordando que en la primera toma de contactos del gobierno local con la oposición nadie puso condiciones sobre la mesa, tampoco los socialistas. «Que se posicionen como quieran. Hicimos una primera ronda y ahí nadie puso condiciones. Es buscar excusas para decir que no. Si el PSOE quiere buscarse una excusa, que lo diga, si no que se siente y escuche», señaló el regidor popular, quien reclamó a los grupos de la oposición altura de miras de cara a unas conversaciones que aún no tienen fecha pero que se prevé que arranquen la próxima semana: «Pido que miren por el interés general y aparten intereses partidistas. Tenemos que sacar los mejores presupuestos para los alicantinos, no para los partidos».

Técnico apartado

El regidor popular también se pronunció ayer respecto del escrito que le ha dirigido el técnico apartado del control del contrato de las luces de Navidad, en el que le reclama que restituya su honor y su reputación. «Todos los días hay traslados de funcionarios porque se necesitan reforzar determinados servicios», señaló ayer el regidor, preguntado por el documento firmado por el funcionario en el que defiende su gestión al frente del contrato y en el que subraya que su destitución como responsable del pliego «atenta» contra su «honor» y su «reputación», ya que, a su juicio, el gobierno local ha cargado sobre él toda la «responsabilidad de lo sucedido».

Por otro lado, tanto Compromís como el PSOE criticaron ayer la actitud de Barcala por destituir al responsable del pliego del servicio. El socialista Sanguino habló de «trato vejatorio» hacia el técnico, del que dijo que está siendo el «chivo expiatorio», mientras que Bellido (Compromís) calificó de «espanto» la actitud del alcalde con el funcionario destinado en Fiestas y Ocupación de Vía Pública.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats