Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de la Generalitat crece en 5.880 personas durante un año

El sector autonómico registra 134.381 empleos públicos en diciembre de 2019, 23.000 más que en 2015 cuando arrancó el Botànic

La radiografía de la función pública valenciana certifica una plantilla de funcionarias y funcionarios públicos envejecida y que pierde efectivos a marchas forzadas. La jubilación del personal y las escasas ofertas de empleo público a lo largo de los años han hecho mella en el funcionariado, si bien 2019 no fue en modo alguno un mal año para la Generalitat en lo referente al empleo público.

De hecho, según los últimos datos de los registros de cotizantes de la Seguridad Social, el empleo público creció en 5.880 personas. Una cifra espectacular (la segunda más alta de España), ya que se produjo en un sólo año: de diciembre de 2018 a diciembre de 2019. En este periodo de tiempo, la Administración autonómica pasó de dar empleo a 128.501 personas a contratar a 134.381. Un incremento solo superado por el experimentado en Cataluña, comunidad que ganó 10.300 personas en el citado período.

La cifra de 134.381 personas corresponde al promedio mensual de trabajadoras y trabajadores del sector autonómico y se refieren tanto a personal funcionario, laboral o interino y de todos los sectores, incluido el sanitario y el docente. Los registros no especifican el tipo de contrato, aunque los datos están desagregados por sexo. Las mujeres son mayoría al representar el 68 % de la plantilla autonómica.

La evolución del empleo público en el ámbito autonómico es aún más espectacular si el año de referencia es el 2015, punto de arranque del Botànic. Según la Seguridad Social, el promedio de empleados públicos en 2015 era de 111.490 personas, por lo que en cinco años el número de efectivos con nómina pública se disparó en casi 23.000.

No le fue tan bien al empleo público de ámbito local. En diciembre de 2019, los ayuntamientos dieron trabajo a 66.331 personas, 2.192 menos que un año atrás. Pese a la pérdida de recursos humanos en la administración local, la plantilla se ha reforzado en los últimos cinco años cuando los registros hablan de 60.218 empleos.

Sí hubo crecimiento este último año en el ámbito estatal. Los empleados públicos que trabajan para la Administración del Estado o ascendían a 18.659, 300 más que en diciembre de 2018, pero 2.455 más que hace un lustro.

El recuento total de las plantillas en estos tres sectores da una cifra de 219.371 personas, lo que supone un ratio de un servidor público por cada 23 ciudadanos.

El fuerte crecimiento del empleo público en la Comunidad Valenciana quiebra el discurso del Botànic sobre la falta de personal para ejecutar las políticas, si bien es cierto que, al menos en el ámbito de la Administración del Consell, el grueso del personal incorporado es temporal, ya que el funcionariado ha menguado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats