Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un solo operario se encarga del mantenimiento de las playas desde el inicio de 2020

Un trabajador municipal asume el arreglo de pasarelas, lavapiés y aparatos de gimnasia tras el temporal de enero

Una imagen de la playa de Urbanova ayer, que aún sufre las consecuencias del temporal de enero.

Una imagen de la playa de Urbanova ayer, que aún sufre las consecuencias del temporal de enero. pilar cortés

Un solo operario del Patronato de Turismo se encarga del mantenimiento de todas las playas de Alicante desde el 1 de enero de 2020, después de que el contrato de refuerzo finalizase con el cambio de año y que el nuevo contrato se acabe de adjudicar, por lo que no entrará en marcha hasta que la nueva empresa no cumpla con todo el proceso administrativo. La concejala de Turismo, la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez (Cs), espera que el servicio de «limpieza, mantenimiento y reparación de las infraestructuras de las playas» esté en vigor antes de que finalice este mes de febrero. Este miércoles, la Junta del Patronato municipal de Turismo adjudicó el nuevo contrato para los dos próximos años por un precio algo superior a los 300.000 euros.

De cumplirse sus pronósticos, un solo trabajador municipal completará dos meses como único operario encargado de mantener las infraestructuras de las playas de Alicante, desde lavapiés (y el necesario suministro de agua) a pasarelas y aparatos de gimnasia, entre otras. Dos meses en los que ha tenido que hacer frente en solitario, además, al arreglo de los importantes desperfectos que sufrieron las playas tras el intenso temporal que sufrió el litoral.

En este periodo, eso sí, no le ha dado tiempo al trabajador del Patronato a dejar en condiciones playas como San Juan, el Postiguet, la Albufereta y Urbanova. De hecho, la playa más meridional de la capital presentaba ayer una imagen alejada de la habitual, sobre todo en la mitad más próxima al municipio de Elche, donde los lavapiés están sepultados y sin suministro de agua, por lo que resulta imposible su uso. Tal es así, que el sistema de riego está al aire en varios tramos del arenal. También hay pasarelas enterradas, otras arrastradas, que ofrecen una sensación de abandono de la playa, en la que además la arena se acumula en la zona limítrofe con el paseo, lejos de la primera línea.

La concejala de Turismo admite que el único trabajador que ahora se encarga del mantenimiento no da abasto. «Espero que antes de que finalice este mes ya esté trabajando la nueva empresa, con un contrato que ha mejorado las prestaciones del que finalizó en 2019», señaló ayer la edil, en referencia a las más horas de limpieza y de mantenimiento de las infraestructuras durante todo el año. En concreto, habrá un total de cuatro trabajadores en temporada baja y hasta seis en los meses centrales. La edil asegura que las playas estarán «listas» para la Semana Santa y explica que estos dos meses sin contrato se deben a que el Patronato tenía todos sus esfuerzos centrados en Fitur.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats