La experiencia es un grado y lo que ha pasado en Italia está dando pistas a los expertos en Medicina Preventiva y Salud Pública sobre cómo seguir abordando la epidemia de Covid-19 para contenerla. A esto responde una de las nuevas medidas que ayer tomó el Ministerio de Sanidad para todos los hospitales españoles: se va a empezar a buscar casos de coronavirus entre los pacientes ingresados con infecciones respiratorias graves que hayan dado negativo a todos los virus respiratorios conocidos.

Así lo anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, a los consejeros de Sanidad de todas las comunidades autónomas en el consejo interterritorial que se celebró por la tarde. La actualización del protocolo de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus (ahora rebautizado como SARS-CoV-2) ya lo había hecho oficial.

De este forma cualquier persona hospitalizada con neumonía, distrés respiratorio agudo, fallo multiorgánico, shock séptico, en la UCI o que haya fallecido dando negativo a todas los virus respiratorios conocidos serán a partir de ahora susceptibles de pasar a ser casos en investigación como contagiados de coronavirus.

La medida, para el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública, el valenciano Rafael Ortí, era la constatación de que las cosas «se están haciendo bien» y que los profesionales al mando de contener la epidemia «están demostrando ser capaces de reconocer que puede haber habido errores y que hay que volver atrás».

Más zonas «sospechosas»

El nuevo protocolo, tal como se esperaba, actualiza también los criterios «geográficos» para considerar como caso sospechoso a las personas que acudan al sistema sanitario con síntomas. Hasta ahora, solo se podían considerar para ponerlas en estudio a aquellas que hubieran estado en los últimos 14 días (el tiempo máximo estimado de incubación del virus) en la provincia de Hubei, en cuarentena en China, o hubieran estado en contacto estrecho con un caso confirmado o posible.

Desde ayer a mediodía y tras el brote decretado en Italia el viernes en la zona norte, los médicos deberán tener en cuenta a las personas que tengan síntomas compatibles (tos, fiebre o dificultad para respirar) «de inicio súbito» y tengan antecedentes de viaje en los últimos 14 días a toda China (incluyendo Hong Kong y Macao), Irán, Corea del Sur, Japón, Singapur y las cuatro zonas del norte de Italia donde hasta ahora se concentran los casos: Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia Romaña. También se considerarán si han tenido «contacto estrecho con un caso probable o confirmado, es decir, haber cuidado a un posible caso (familia o sanitarios), haber estado en el mismo lugar a menos de dos metros y también los compañeros de avión «en un radio de dos asientos».

En estos casos, no hará falta que los síntomas sean graves, ya que se considera que el 80 % de los contagiados son casos leves.

Sanidad recomienda no viajar a las zonas del brote si no es necesario

Sanidad recomienda no viajar a las zonas del brote si no es necesario