La provincia, y otras regiones del sur, como Andalucía, registrarán a partir de mañana un importante aumento de las temperaturas, lo que podría ayudar a paliar los efectos del coronavirus. En eso confían expertos consultados por este periódico con base en las similitudes que tiene este virus con otros de tipo respiratorio, como la gripe. «Aún no hay datos suficientes, pero tenemos la esperanza de que el calor frene la expansión», señala Ildefonso Hernández, catedrático de Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández. A más calor y una humedad más elevada, recuerda Hernández, a este tipo de virus les cuesta más sobrevivir. Tradicionalmente el virus de la gripe alcanza su punto álgido en España en los primeros meses del año, «coincidiendo con la época de más frío». El especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Alicante, José Tuells, cree que tampoco hay que descartar que con la llegada del calor el virus se mantuviera igual de agresivo, «por lo que tendríamos coronavirus durante muchos meses». En los países del hemisferio sur, donde disfrutan ahora del verano, «se están dando menos casos, pero aún es pronto para saber si es debido a que el virus está tardando más en llegar», afirma Tuells.

Mientras, sigue el goteo de casos en la Comunidad Valenciana. En la mañana de ayer Sanidad confirmó un nuevo contagio en la provincia de Alicante, aunque no quiso especificar en qué área de salud, como venía haciendo hasta el momento, y a última hora de la tarde otro más al parecer por contacto con un caso ya diagnosticado, y en principio con síntomas leves. Desde el departamento de Ana Barceló se limitaron a señalar que es contacto de un caso anterior. Con los de ayer son 16 los infectados en la provincia de Alicante y 45 en el conjunto de la Comunidad. Este periódico sí que ha podido saber que uno de los casos confirmados en las últimas horas es una alumna de Secundaria del colegio Carmelitas de Elda. Se trata de la hija de un empresario que viajó hace unas semanas a la feria de Milán y que días atrás dio positivo por la enfermedad. El colegio informó ayer a los padres a través de un comunicado y de momento mantiene las clases. Únicamente se han suspendido las excursiones programadas.

La entrada de una bolsa de aire del Sahara va a provocar que a partir de mañana miércoles la provincia vuelva a registrar temperaturas máximas más propias del mes de mayo que de finales del invierno, aunque esta estación es ya la más cálida desde que se tienen registros en la provincia de Alicante, con una subida de tres grados más de media, según la Aemet. Meteorología prevé que las máximas este miércoles y jueves ronden los 26 grados, lejos de los más de 30 que se esperan, por ejemplo, en Andalucía. No obstante va a hacer calor siguiendo así la tónica de febrero, mes en el que se llegaron a superar los 28 grados en Orihuela.

Nuevas medidas

Ante el goteo de casos de los últimos días goteo de casos, las autoridades sanitarias están adoptando nuevas medidas para tratar de contener la expansión del virus. El Ministerio de Sanidad publicó ayer una serie de recomendaciones, entre ellas, la de restringir el número de visitas a los enfermos a una por persona hospitalizada. Además, los acompañantes no deberán tener ni fiebre ni síntomas respiratorios agudos. Aunque en los hospitales de la provincia aún no se han trasladado instrucciones a las familias, desde la Conselleria de Sanidad indicaron ayer que se están siguiendo todas las recomendaciones que emite el ministerio. También se pide al personal sanitario que se abstenga de acudir a trabajar con fiebre o síntomas de enfermedad respiratoria y que utilicen mascarilla quirúrgica siempre que tengan que atender a enfermos con problemas respiratorios.

En las residencias de ancianos de la provincia también se han empezado a adoptar medidas de prevención, después de los fallecimientos en la comunidad de Madrid de la semana pasada. En algunos centros de la ciudad de Alicante se han limitado también las visitas a un familiar al día por residente y en otros, directamente, se han prohibido por el momento estas visitas y también se ha restringido la salida de ancianos. Y es que los geriátricos son los puntos más vulnerables, ya que los ancianos están siendo la principal población de riesgo para contraer esta enfermedad y en la que resulta más letal.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, presidió en la tarde de ayer la constitución y primera reunión de la Mesa Interdepartamental para la prevención y actuación frente al coronavirus, cuyo objetivo es el análisis de la información, la coordinación y el seguimiento de las actuaciones que corresponden a la Generalitat, en el marco del Sistema Nacional de Alerta Precoz y Respuesta Rápida (SICAS).

El Gobierno estudia ya cómo paliar los efectos del coronavirus sobre la economía