Mazazo a las fiestas. El Ministerio de Sanidad y el Consell decidieron anoche aplazar las Fallas en toda la Comunidad Valenciana y la Magdalena de Castellón ante el avance del coronavirus, una medida que afecta en la provincia a las Fallas de Dénia, Pego, Calp y Benidorm. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, explicó que el Ministerio había emitido un informe donde desaconsejaba estas celebraciones por las aglomeraciones. Todo un varapalo para València, que está volcada en sus fiestas grandes.

En una comparecencia, Puig señaló que «la crisis del coronavirus nos sitúa delante de un reto global. Hay una nueva situación y hay que actuar desde la responsabilidad y prudencia. Hemos defendido que no había que hacer alarmismo y actuar con prudencia».

Puig, explicó que es «una indicación de los expertos en Salud Pública y pensando en el interés general de los valencianos. Apelamos a la comprensión de la ciudadanía, especialmente a los afectados por una decisión compleja».

Esta medida se produce el día que la Comunidad registra una cascada de nuevos pacientes infectados y todo un tsunami económico y social, derivado de las últimas medidas adoptadas por las autoridades sanitarias para tratar de contener los contagios.

En las últimas horas el número de contagios en la Comunidad ha aumentado en quince, según los datos disponibles al cierre de esta edición. Se trata del mayor número de contagios conocidos en un día. De ellos hay dos nuevos casos en la provincia de Alicante -que suma ya 18 positivos- correspondientes a dos hombres que se encuentran ingresados con neumonía en hospitales de la provincia, sin que Sanidad haya querido precisar dónde. Aunque la conselleria sostiene que el estado de ambos pacientes no reviste gravedad, se trata de los dos primeros enfermos que tienen que ser hospitalizados, ya que hasta el momento todos los enfermos diagnosticados están siguiendo la recuperación en sus domicilios, si estos cumplen ciertos requisitos. Según ha podido saber este periódico, uno de estos pacientes está ingresado en el Hospital de Torrevieja. Se trata de un hombre que viajaba desde Madrid y al encontrarse mal se fue directo a Urgencias. En el departamento hay otros dos casos positivos, uno de ellos el de un hombre que llegó a la ciudad en autobús, por lo que Sanidad estaría tratando de localizar al resto de viajeros.

De los dos casos nuevos de coronavirus diagnosticados en las últimas horas en la provincia, uno de ellos es contacto de un paciente anterior y en el otro caso, la conselleria aún está estudiando la procedencia del contagio. La situación es más preocupante en la provincia de Valencia, con trece nuevos contagios en las últimas horas, doce de ellos en residencias de ancianos. Son los primeros casos diagnosticados en centros de mayores, lo que ha hecho saltar todas las alarmas. Los positivos en el caso de Valencia se han registrado en una residencia de Torrent y los ancianos seguían ayer la recuperación en este centro, ya que su estado por el momento no reviste gravedad, según Sanidad. Ante el temor a los contagios, las residencias de ancianos de la provincia habrían empezado a restringir visitas de familiares, o directamente a prohibirlas.

En los hospitales de la provincia, la situación sigue en calma contenida entre los profesionales, que temen que se pueda dar una situación como la que se está viviendo en Madrid, con centros sanitarios completamente colapsados por la gran afluencia de pacientes.

Las gerencia de los principales hospitales están diseñando sobre la marcha planes para prever cómo hacer frente a un repunte de ingresos. En el Hospital General de Alicante, familiares de enfermos hospitalizados se quejaban ayer de que las habitaciones carecen de soluciones de hidroalcohol y que deben pedirlos en los controles de enfermería, igual que las mascarillas. En estos momentos, hay en aislamiento preventivo 59 sanitarios en la Comunidad.

Los hospitales hacen más de 1.400 pruebas

Los hospitales de la provincia han realizado hasta el momento un total de 1.412 pruebas de coronavirus con resultado negativo, y el teléfono 900 300 555 ha atendido más de 8.600 llamadas desde su puesta en marcha. De todas ellas, un tercio solicitan información general y solo el 7% corresponden a personas que presentan síntomas compatibles con la enfermedad y cumplen criterios clínicos. El departamento de Ana Barceló anunció ayer que ha reforzado el Centro de Información y Coordinación de Emergencias, que ya se duplicó la semana pasada (pasando de 10 a 20 puestos en el CICU) con tres puestos más.

Barcala no prevé suspender la Semana Santa ni Santa Faz

El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, ha sostenido que, por el momento, no prevé la posibilidad de suspender los actos festivos relacionados con la Semana Santa ni tampoco el desarrollo de la tradicional romería de la Santa Faz, el próximo abril. Tras una reunión extraordinaria con el conjunto de portavoces municipales para compartir información sobre la crisis, Barcala ha señalado que el ayuntamiento «no va a tomar decisiones que no figuren entre las recomendaciones formuladas por las autoridades sanitarias competentes», en alusión al Ministerio y a la Conselleria de Sanidad. Ha considerado que «sería irresponsable adoptar medidas unilaterales en una situación de crisis como en la que nos encontramos».