La Policía Local de Alicante ha tenido que sancionar a más de un centenar de personas y vehículos, desde el pasado domingo, por incumplir el confinamiento y las medidas establecidas en el decreto de estado de alarma del Gobierno para hacer frente al COVID-19, según informa la Concejalía de Seguridad. Pese a que la gran mayoría de los ciudadanos está cumpliendo a rajatabla el confinamiento, la picaresca está a la orden del día y a última hora del jueves la Policía Local acudió a la plaza Doctor Gómez Ulla tras ser alertada de que varias personas se estaban turnando el paseo de un mismo perro para estar en la calle y tras comprobarlo procedieron a sancionar a los implicados,

Los agentes policiales intensificaron el jueves los controles fijos y móviles, tanto de vehículos como de personas, y en el operativo policial desplegado en distintas zonas y accesos a la ciudad, se multaron a un total de 43 personas a las que se les levantó acta de denuncia, se identificaron a 126 particulares que circulaban por la vía pública y se pararon a más de 331 vehículos.

La Policía Local ha tenido que cerrar durante esta mañana un gimnasio abierto en Miguel Bernal, y sacar del agua a un surfista en la Calita. Además ha acudido a un supermercado que incumplía las medidas de separación entre los clientes en la calle Cerdá, y se han levantado un total de 18 actas de denuncia a conductores en los controles de vehículos, 6 en avenida de Denia y 12 en la plaza Puerta del Mar.

Desde el Ayuntamiento de Alicante y la Policía Local se apela una vez más a "cumplir y respetar todos las medidas para frenar el coronavirus, y a no reunirse en grupos ni utilizar el vehículo sólo si es estrictamente necesario, ya que es responsabilidad de todos el protegernos y cumplir con el deber de estar confinados en las casas y evitar salir a la calle".

La Policía Local acudió también el jueves a disolver de nuevo grupos de personas reunidas, en la calle Marta Barrie, con niños jugando en la vía pública, en la avenida de Elche, con gente hablando sentada en un banco, en Ramón Gómez Sempere así como en tres fiestas organizadas en viviendas en General Bonanza , Padre Esplá y Alcalde Lorenzo Carbonell, entre otras

Por su parte, la Policía también intervino por denuncias vecinales de molestias por ruidos y por incidencias con música muy alta puesta con altavoces desde los balcones y en viviendas en las calles Catedrático Ángel Casado, Antares, Jaime Niñoles, Catedrático Ángel Casado, Polux, Presbítero Baltasar Carrasco, Costa Blanca y Salabre.

El Ayuntamiento de Alicante agradece a los ciudadanos la colaboración, y también recuerda que no se puede salir a realizar deporte o a pasear, a visitar amigos o familiares, ni juntarse con gente en la calle, ni salir a fumar o reunirse con otros dueños de perros, así como tampoco está autorizado el realizar en el interior de las urbanizaciones lo que no está permitido en la vía pública.

Los policías locales realizan un llamamiento a la colaboración ciudadana, y solicitan que si se observa algún incumplimiento o grupos de personas reunidas llamen al 112 para que se pueda intervenir, recordando que el incumplimiento o la resistencia a las órdenes de la autoridad competente será sancionado con arreglo a lo dispuesto en las leyes.

Los policías locales están patrullando a pie, informando en vehículos con megafonía por toda la ciudad y en quads por las playas, y establecido dispositivos y controles de seguridad, fijos y móviles, para asegurar el cumplimiento de las medidas decretadas por el Gobierno.

Coronavirus en Alicante | La Policía realiza controles en la avenida Jaume II