Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel Scott-Algara: «El virus ha mutado muy rápido a formas mucho más agresivas»

El virólogo Scott-Algara en el laboratorio del Instituto Pasteur.

El virólogo Scott-Algara en el laboratorio del Instituto Pasteur. Información

El virólogo venezolano Daniel Scott-Algara supo a mediados de enero que la neumonía por el nuevo coronavirus, que por entonces las agencias de información denominaban simplemente «misteriosa enfermedad» con un puñado de casos en Wuhan, llegaría a ser una pandemia mundial si no se tomaban medidas muy drásticas. Revela que había un plan internacional para contener una posible cepa de gripe tan mortífera como la de 1918, pero que no funcionó. Tras haberse diseminado en Wuhan, una ciudad del tamaño de Londres, «era casi seguro que el virus se iba a expandir por el resto del mundo».

P Usted dijo en torno al 15 de enero, cuando recibió la alerta de que había una decena de casos en China, que la cosa «pintaba mal». ¿Qué le hizo pensar así en una fecha tan temprana?

R Al haber un periodo de incubación de 14 días, usted puede hacer reglas matemáticas y puede imaginar que, si hay diez casos, debe multiplicarlos por cien para saber que realmente hay mil casos. Aun con medidas para parar las nuevas contaminaciones, ya con 10 casos declarados era tarde.

P ¿También consideró entonces que por el tipo de régimen que existe en China había poca transparencia que y las autoridades chinas tardaron en comunicar el brote a la Organización Mundial de la Salud (OMS)? ¿Por esa razón los casos reales podrían ser entonces muchos más que los oficiales?

R Podría ser, porque uno puede imaginar, en un país tan grande y tan poblado, que hubo un retraso en la transmisión de la información. Desde un punto de vista político creyeron que podían controlar la infección en un comienzo y que no había necesidad de notificarlo a la OMS.

P El portavoz del Gobierno de España en esta crisis, Fernando Simón, dijo el 31 de enero que España no iba a tener «más allá de algún caso diagnosticado», cuando ese día se registró el primer caso del país, un paciente alemán en La Gomera. ¿Se equivocaron los epidemiólogos?

R No, yo no lo creo. Viendo lo que pasó en China no se podía esperar que los casos fueran muy pocos, a menos que se pusiera una barrera de acero para impedir que el virus cruzara de un país a otro. Cuando se dice que hay pocos casos, en realidad se habla de pocos casos diagnosticados seguros, pero había muchísimas más contactos y personas infectadas. Es un nuevo virus, no se conocía exactamente el modo de transmisión, y con los medios de transporte actuales, una persona puede estar en China y en un par de días, en Nueva York. Como no había alerta era casi seguro que el virus se iba a expandir por el resto del mundo.

P Claro.

R Es la misma polémica que está ocurriendo ahora en Francia. Las autoridades sanitarias no hicieron buenos cálculos en el comienzo de la epidemia y pensaron que se podía controlar con medidas mucho menos drásticas que las de China. Naturalmente no es lo mismo tener un gobierno democrático, que tiene que tener un consenso para tomar ese tipo de medidas.

P ¿Dónde podría usted el foco de la responsabilidad por la falta de medidas de contención a la expansión del coronavirus?

R Yo creo que no hay que buscar responsabilidades ahora. Hay que afrontar la pandemia, que está en todo el mundo, y buscar los mejores mecanismos para aprender de cara al futuro y dotarnos de mejores mecanismos para evitar futuras pandemias. Le recuerdo que con el caso de la gripe ya había muchas medidas previstas, había un «plan gripe» para evitar la gripe española de 1918, pero ese plan que se había aprobado para la gripe no funcionó, porque no se conocía el modo de transmisión de este virus. Fallaron las alertas: no se creyó en un modelo como el de la gripe y no se tomó mucho cuidado en que era un nuevo modelo de transmisión.

P Hablando de la gripe, hasta hace poco las autoridades sanitarias y algunos medios de comunicación dieron a entender a la opinión pública que esto era como una gripe estacional. ¿Ha habido falta de información, incluso dentro de la comunidad científica?

R Este virus es más contagioso y se adquiere más tempranamente. Puede tener un tiempo de incubación de tres días, que es muy poco. También hay que tener en cuenta que los virus evolucionan. Por eso se cambia cada año el contenido de la vacuna contra la gripe, porque el virus que circula un año no es el mismo que el que circula al año siguiente. Y este virus ha evolucionado sumamente rápido. Probablemente ha sido menos agresivo en el comienzo, pero con el tiempo ha mutado a formas mucho más agresivas. El virus que infectó al primer paciente probablemente es menos infeccioso que el que está circulando en el mundo.

P ¿También es mayor el periodo de actividad de este nuevo coronavirus respecto a otros virus cuando se asienta en superficies?

R Este coronavirus, aparentemente, puede quedarse activo en ciertas superficies hasta 3 o 4 días, lo cual es bastante para un virus.

P ¿El ritmo reproductivo básico (R0), el número de individuos que puede infectar un solo contagiado, es también superior al de otros virus?

R Sí. Hay que recordar que hay varios tipos de «paciente». Hay pacientes asintomáticos que constituyen un factor de transmisión del virus. Al no estar enferma, esta gente va a tener siguiendo contacto con muchos individuos. Se cree casi con certeza que estos asintomáticos transmiten el virus igualmente, lo secretan por las vías respiratorias.

P En Italia el paciente uno ha tenido una recaída. ¿Se puede decir que este nuevo coronavirus reaparece?

R Eso todavía está en controversia. No se sabe si una persona que está curada puede contraer el virus de nuevo. El tiempo ha sido sumamente corto y no conocemos la inmunidad a largo plazo. Estos casos que no se han recontaminado, sino que han recontraído la enfermedad, puede ser que se trate de una reactivación, porque realmente no estaban completamente curados de la enfermedad, sino que tenían una replicación a bajo ruido, muy baja, que no se detectaba. La otra alternativa es que estos pacientes se hayan reinfectado. No está todavía demostrada ninguna de las dos hipótesis.

P Quizá por ello a OMS recomienda a los pacientes guardar aislamiento 15 días después de la recuperación.

R Sí. El problema es qué tipo de herramientas se le van a dar a los pacientes. Estamos hablando de servicios de salud completamente sobrepasados, desbordados por la epidemia. Ya no hablemos de pacientes en terapia intensiva, sino de hospitalizados. Si a estos pacientes que ya están ocupando muchísimas camas vamos a decirles que tienen que quedarse 15 días más... Las autoridades sanitarias y políticas tienen que tomar una decisión, si no, el sistema de salud se va a colapsar. Se puede hacer una hospitalización en casa con unas condiciones de aislamiento muy severas.

P ¿Se puede dar por sentado que este nuevo coronavirus tiene un origen animal?

R Creo que es casi cierto. El coronavirus lo conocen bien los veterinarios. Forma parte de una familia de virus que infecta muchos animales domésticos, de crianza y salvajes. Lo que se sabe es que el hombre se interpone en la cadena de transmisión y que el virus se adapta al ser humano.

P ¿Habría que prohibir los mercados de animales de China y otros países asiáticos, en los que se almacenan animales salvajes que luego son sacrificados sobre las mismas superficies, sin lavado entre un sacrificio y otro?

R En el fondo es un problema cultural. Por ejemplo, ¿a los españoles se les puede impedir consumir jamón crudo? Hay que tomarlo con mucha precaución, porque la cultura de los diversos países es importante preservarla. A lo mejor lo que habría que hacer, como dice usted, es tomar un control mucho más importante con respecto a los animales, a las carnes que se venden en los mercados. En Francia hay quesos tanto de leche pasteurizada como de leche cruda. La Unión Europea impuso controles más estrictos, porque la leche cruda puede transmitir ciertas bacterias y virus.

P Existe una teoría de la conspiración que sitúa el origen de este virus en el centro de virología de Wuhan. ¿Es posible crear un virus en laboratorio o haberse propagado accidentalmente desde un laboratorio?

R Todo puede ser posible, pero hay que tener en cuenta que las condiciones de seguridad biológica y bacteriológica de este tipo de laboratorios son sumamente importantes y extremadamente estrictas. Sobre todo, las de los laboratorios que trabajan con organismos biológicamente modificados. Entre Estados Unidos, Europa y Asia hay diferencias entre las normas de seguridad.

Información sobre el coronavirus en la provincia de Alicante y la Comunidad Valenciana:

Últimas noticias de la crisis del Covid-19 en la provincia de Alicante hoy

Medio centenar de fallecidos en la provincia por coronavirus, 10 más en las últimas 24 horas

Comienzan las obras del hospital de campaña en Alicante para atender a afectados por el virus

Ocho detenidos y 890 multas el domingo en la provincia

La provincia de Alicante alcanza más de 23.000 trabajadores afectados por ERTE

El General de Alicante es el hospital con más trabajadores contagiados de la Comunidad Valenciana

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats