Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Familias numerosas entre cuatro paredes

La convivencia obligada las 24 horas refuerza lazos emocionales, pero también genera malos ratos de tensión y nervios, todos juntos en casa

La familia de Luis Martín en el salón, cada uno a lo suyo, a falta de su hijo mayor, en Madrid.

«¡Calle!, ¡calle!, ¡calleee!» Es el pequeño de Juana María Ródenas con su grito de guerra los últimos cinco días

El intenso teletrabajo en el que está inmersa para atender a sus alumnos, no le permite estar al tanto de los suyos como quisiera, aunque estén todos entre las mismas cuatro paredes. «Será similar al resto de familias, pero siendo numerosa se nota un plus. Muchos días espero a que se acuesten a las 22:00 y trabajo hasta la una de la madrugada».

Por las mañanas se organizan algo mejor. Les llama a las 9:00 aunque entre unas cosas y otras les dan las 11:00 desayunando, porque tratan de que se vistan solos y arreglen la habitación; y a continuación, tareas del cole. «Pero el pequeño se nos ha ido completamente de las manos, se levanta de la mesa, deja los juguetes sin recoger, y no tenemos suficientes habitaciones. Yo teletrabajo en la cocina y mi marido trata de contener al pequeño en el salón. Por las tardes, alguna receta de magdalenas o tortilla, todos juntos, «lo que más les entretiene. Pero también pasamos ratos malísimos y con muchos nervios». Dice Juana que «rescatar» a la mayor del WhatsApp y las videollamadas diarias con sus compañeras se hace duro «¡con solo 9 años se pasan horas!», exclama.

El estado de alarma se lo toman muy en serio y mientras conversa al teléfono se les escapa un chillido. El pequeño se ha subido a la encimera desde una silla y trata de coger un plato sobre el que baila un flan. Colgamos.

Para Carlos Sandoval, director comercial, la vida obligada entre cuatro paredes con sus tres hijos de 5, 6 y 10 años la han organizado para que no piensen que están de vacaciones. Se levantan como cuando iban al colegio y hacen tareas hasta las 11:00, almuerzo, lectura, tiempo libre y a comer. Por las tardes, juegos en los que participan todos o taller de cocina. «Tartas, bizcochos y tortilla de patatas resultan muy socorridos estos días». Espera peores jornadas conforme pasen los días «pero de momento nos va a venir bien estar todos juntos, se refuerzan lazos porque en una situación normal no vengo ni a comer», confiesa.

Dice que la mayor se ha adaptado muy bien al rol de jugar con los más pequeños rebajando su propio nivel, y como hay recompensa cuando hacen las tareas, se montan una peli con palomitas. «En otras circunstancias iríamos al cine, pero todo llegará», señala esperanzado. Tenía miedo de que se engancharan más de la cuenta a las pantallas pero «de momento parece controlado», suspira.

A Luis Martín, que dirige el IES Jorge Juan y cuya esposa también es profesora -coordinadora TIC para más señas, por lo que anda todo el día resolviendo problemas tecnológicos a sus compañeros- la pantalla le permite enlazar con el único de sus cuatro hijos que no está aquí. Le pilló el estado de alarma en Madrid, con una beca en el Ministerio de Agricultura y Pesca, y tratan de conectar a diario por videoconferencia, todos juntos en el salón, para paliar la angustia de la distancia.

Otro de sus hijos, biólogo, prepara oposiciones en el comedor y los más pequeños, en ESO y Bachillerato, siguen sus tareas con un horario escolar normalizado de mañana, aunque entre todos deben compartir los tres ordenadores que hay en casa. Además, al ser tantos, el problema es que a los dos días apenas queda comida. «Antes ninguno comíamos aquí, pero apuramos al máximo y nada de caprichos, solo lo básico».

No faltan los momentos de tensión y saben que va para largo, pero su mayor preocupación son los abuelos, paternos y maternos, bastante dependientes y a los que reponer comida y medicinas sin poder verles, «se lo dejamos en la puerta y nos vamos», lamenta.

Información sobre la crisis del coronavirus en la provincia de Alicante y la Comunidad Valenciana:

Últimas noticias de la crisis del Covid-19 en la provincia de Alicante hoy

La provincia de Alicante suma once fallecidos más por coronavirus

Sanidad habilita una web para pedir cita si sufres síntomas de coronavirus

El Consell apoyará a los autónomos con ayudas directas de entre 750 y 1.500 euros

Alicante suma ya 9.345 ERTE y más de 46.800 despidos temporales

El Ministerio de Educación confía en volver a los centros al menos quince días este curso

La Universidad de Alicante baraja finalizar el curso a distancia

La Universidad Miguel Hernández de Elche apurará los plazos para realizar las prácticas presenciales sin descartar que el curso acabe a distancia

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats