Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vía crucis de la agricultura: entre la incertidumbre y el pesimismo

Las organizaciones agrarias de la provincia consideran que la pandemia ha reforzado el carácter esencial del campo, pero creen que sus efectos serán negativos para todos los sectores de la economía

Los agricultores de la provincia siguen cultivando sus fincas desde que estalló la emergencia sanitaria al tratarse de un sector esencial para la sociedad. axel álvarez

Las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus han reforzado el carácter esencial del campo tras décadas de abandono y precariedad. Sin embargo, los agricultores vislumbran el futuro con más pesimismo que con la esperanza de un futuro mejor. No creen que el sector primario vaya a mejorar de forma significativa una vez que todo vuelva a la normalidad. Ahora son considerados los héroes en la lucha contra la pandemia. Pero dos semanas antes de decretarse el estado de alarma cortaron la autovía A-31 en Novelda para hacerse oír con unos tractores que han vuelto a las calles, por puro altruismo, para fumigar. Era la primera gran medida de protesta en la provincia destinada a reclamar un plan de choque contra los bajos precios, el abuso de las grandes distribuidoras, la carga fiscal, las barreras comerciales, la falta de agua y los elevados costes de producción y de los seguros. La irrupción del Covid-19 ha paralizado la reforma de la cadena alimentaria que el Gobierno puso en marcha. Pero las principales organizaciones agrarias creen que los problemas seguirán sin una solución clara cuando culmine la desescalada del confinamiento.

«Es muy difícil predecir que va a pasar cuando despertemos de esta pesadilla. Ahora estamos sumidos en una gran incertidumbre pero yo creo que esto no va a beneficiar a nadie, ni siquiera al agricultor, aunque ahora algunos gobernantes hayan abierto los ojos y se hayan dado cuenta de que la agricultura y la ganadería es un sector estratégico en la sociedad como la sanidad», comenta Eladio Aniorte, presidente de Asaja Alicante. «De momento los ciudadanos están comprando nuestros productos pero si el ladrillo y la industria se paran al final escaseará el dinero y también caerán las ventas en el sector primario», advierte Aniorte aludiendo también al «terrible daño» que han sufrido los pequeños productores, los vendedores de los mercadillos ambulantes así como los viveros de flor cortada y planta ornamental.

Por su parte el jefe de zona de La Unió de Llauradors en Alicante, Alberto Travé, considera que para que el sector primario salga reforzado de esta situación es fundamental que la sociedad española consuma y demande productos nacionales. «Nuestras exportaciones están bajando mientras las grandes superficies incrementan las importaciones. Además, todo el sector ganadero de vacuno, porcino, ovino y caprino está resultando muy afectado por la caída de las exportaciones y el cierre de la restauración y la hostelería». Para Pedro Rubira, responsable de Asaja en el Medio Vinalopó, se avecina una crisis alimentaria. «Con la pandemia se iniciará un proceso de desglobalización y aquellos países que tengan un sector primario potente estarán en ventaja porque, de otras cosas se puede prescindir, pero para vivir hay que comer», subraya. En este sentido España puede salir beneficiada del nuevo «status quo» porque produce el 70% de las frutas y verduras que se consumen en Europa.

El agua es el otro gran problema de esta tierra. Los regantes de la provincia también contemplan el futuro con incertidumbre. «La situación que vivimos ha venido a demostrar la importancia que tiene la agricultura de proximidad, para lo cual es de vital necesidad disponer de suficientes recursos hídricos». Así se manifiesta Ramón Pons, representante de los regantes del Medio Vinalopó-Alacantí, insistiendo en que «es urgente terminar el postrasvase del Júcar y firmar el convenio con Madrid». Queda en el aire, por tanto, si tras el Covid-19 el campo alicantino resolverá sus problemas históricos, volverá a ser competitivo y atraerá a los jóvenes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats