30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan para revisar las salas de vistas de los juzgados

La mayoría de las instalaciones de las sedes judiciales de Alicante no cumplen los requisitos para volver a funcionar tras el confinamiento

Sala de vistas de los juzgados de Familia de Alicante.

Sala de vistas de los juzgados de Familia de Alicante. delgado

Salas de vistas sin ventilación o de tamaño reducido, pasillos en los que coinciden decenas de personas en una mañana mientras esperan ser llamados a declarar, habitáculos donde los funcionarios trabajan hacinados. Este es el panorama de algunos de los juzgados de Alicante que hacen difícil cumplir las normas de seguridad cuando acabe el confinamiento y la Administración de Justicia se empiece a poner en marcha.

La comisión provincial para el seguimiento de la pandemia, integrada por jueces, fiscales, letrados judiciales, abogados y procuradores ha reclamado a la Conselleria de Justicia un plan para adecuar las salas de vistas a las medidas de distanciamiento personal recomendadas por las autoridades sanitarias. Esto pasaría por limitar el aforo a las salas, de manera que se cumplan las distancias de dos metros entre cada persona, así como la clausura de todas las salas de vistas que no reúnan condiciones por su ventilación o reducidas dimensiones hasta que la situación cambie.

Uno de los puntos que más preocupa son los locales donde se ubican los tres juzgados de Familia de Alicante, instalaciones en las que los funcionarios trabajan casi hacinados y la sala de vistas carece de ventilación. Hay dudas sobre qué ocurre con las salas donde se celebran los juicios en la sede de la calle Pardo Jimeno, donde ni una sola de ellas cuenta con ventilación natural. Incluso la estancia que se utilizó para el juicio con jurado popular por el llamado caso Sala, que es una de las más demandadas para celebrar macrojuicios y también carece de ventilación natural. En cambio, el Palacio de Justicia de la avenida Aguilera cuenta con algunas salas con amplios ventanales, pero el edificio está muy deteriorado. Otras se ha ido habilitando donde se ha encontrado hueco porque el edificio está al límite y ya no hay espacio físico para albergar juzgados de nueva creación.

200 aspirantes a letrados en la provincia sin poder ejercer

El examen de acceso a la Abogacía quedó suspendido días antes de la declaración del estado de alarma

Cerca de 200 aspirantes a ejercer como abogado en la provincia de Alicante han visto como la crisis del coronavirus y la declaración del estado de alerta les ha dejado en tierra de nadie al haberse suspendido el examen de acceso a la Abogacía, la prueba final que les permitirá el ejercicio de la profesión. Este examen tenía que haberse celebrado el pasado 28 de marzo pero fue suspendido sine die el 10 de ese mismo mes, muy pocos días antes de que se declarara el estado de alarma ante las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

«Nuestra situación es de total incertidumbre», aseguró a este diari0 Daniel Castillo, portavoz del colectivo de afectados en la provincia. «Hay compañeros que ya habían conseguido trabajo en algún despacho y ahora les plantean que como no se colegien, tendrán que ir a la calles», explicó En total hay 93 afectados de la Universidad de Alicante, a los que se suman otros 90 en Elche y Orihuela.

El colectivo de afectados ha planteado como alternativas que se les exonere de la prueba, un examen on line o bien un examen con presencia física repartido entre varias sedes para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad por la pandemia. El Ministerio de Justicia está barajando un examen telemático antes de las vacaciones de verano. Una alternativa sobre la que aún existen numerosas incertidumbres, como la fecha o qué medidas se adoptarán para garantizar la limpieza de la prueba, explica Castillo.

Compartir el artículo

stats